Menú Portada
En tres años de gobierno de Mariano Rajoy sólo lo ha elevado en un 0,20% interanual

El Partido Popular, el más “rácano” a la hora de subir el salario mínimo interprofesional

Diciembre 30, 2013

Los 13 años de Felipe González fueron los que más se actualizó la retribución mínima del trabajador, del equivalente a 193,29 euros en 1983 a 376,83 euros en 1995, o lo que es lo mismo un 7,30% de media anual y un 94,96% en total
Por el contrario, la “bonanza económica” de los años de gobierno de José María Aznar sólo supuso una subida anual del 2,47%
Con José Luis Rodríguez Zapatero, que llegó a hacer una segunda actualización en el año 2004, la subida media anual fue del 4,91%

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:107%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


El pasado 27 de diciembre, Mariano Rajoy interrumpía sus vacaciones navideñas para presidir el Consejo de Ministros y realizar el balance del ejercicio 2013 en un discurso algo más que autocomplaciente. Además de olvidarse completamente de escándalos como el caso Bárcenas y apoyado casi exclusivamente en datos económicos, presentaba una realidad que muy pocos perciben. El presidente del Gobierno afirmó que “se ha dejado atrás la recesión” y que “hemos asistido a un claro cambio de situación”, pero lo más llamativo fue quizá su afirmación sobre que “los esfuerzos más duros ya se han hecho” y que “el 2014 será el inicio de la recuperación”. Lo curioso, es que frente a este discurso un momento antes el Consejo de Ministros aprobaba otra medida que ni invitaba al optimismo ni al final de los sacrificios, la congelación del salario mínimo interprofesional por segunda vez en los tres cierres de ejercicio en los que Mariano Rajoy lleva en presidiendo el Gobierno.

Con esta congelación, el sueldo mínimo se mantiene en 21,51 euros diarios o 645,30 euros mensuales, y en ningún caso por debajo de los 9.034,20 euros en cómputo anual. Según el Ministerio de Empleo de Fátima Báñez, la decisión ha sido consultada con las organizaciones sindicales y empresariales más representativas y responde “al contexto económico actual de contención de precios, que aconseja la adopción de políticas salariales durante el año 2014 que puedan contribuir al mismo tiempo a la recuperación económica, la mejora de la competitividad y la creación de empleo“. Mejora de la competitividad puede, pero a costa de nuevo del sueldo del trabajador. Mientras se descuidan otros puntos como costes energéticos con una nueva subida acordada en el mismo Consejo de Ministros o se sigue olvidando de la investigación o el fomento de nuevas tecnologías que si generan valor añadido o productividad, mientras que buena parte de las esperanzas de recuperación se vuelven a depositar en el sector inmobiliario. Por el contrario, hablar de contención de precios cuando la inflación de noviembre era del 0,2% y en octubre llegó a ser negativa no se sostiene económicamente.

No sólo es cuestión de crisis económicas

Lo cierto, y en contra de lo que afirmó hace unos meses el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en sede parlamentaria, los salarios no crecen. Es más, cualquier esfuerzo para converger con lo que perciben nuestros vecinos europeos se ha trucado en estos tres ejercicios, en los que como pueden ver en el cuadro adjunto, el ejecutivo de Mariano Rajoy tan sólo ha realizado una mínima subida del 0,61% en el año 2013 y congelado en el 2012 y 2014. El resultado, un alza media de tan sólo el 0,20% en todo esto periodo.

Estos datos contrastan con el anterior periodo de Gobierno, el de José Luis Rodríguez ZapateroJosé María Aznar) consiguieron que el salario mínimo se elevara un 39,28% en total, un 4,91% de media anual. Y todo ello a pesar de que en los últimos años no fue especialmente “generoso”. Cuando la crisis, o desaceleración según Rodríguez Zapatero y sus múltiples eufemismos era más que evidente (años 2010 y 2011) las subidas fueron de tan solo un 1,49% y un 1,28% respectivamente. Ello nos haría pensar que en épocas de bonanzas se realizan subidas mayores y cuando llega la bonanza económica mayores alzas pero no es así.

La mayor convergencia económica de Felipe González

Si damos el salto a los datos del gobierno de José María Aznar, que presume de haber conseguido el mejor ciclo económico de los últimos años, las subidas fueron lineales entre los años 2000 y 2004 (la legislatura de la mayoría absoluta), de entre el 2,02% y el 2,06%. En los anteriores años si tuvo subidas superiores (2,63% en 1997) lo que elevó la media hasta 2,47% y actualizando el salario en 8 años tan sólo un 22,20%. La comparación más llamativa es con lo realizado por los distintos ejecutivos presididos por Felipe González. Si bien es cierto que su periodo en el Gobierno fue mucho mayor, de 1982 a 1995, y la inflación en muchos de esos ejercicios muy superior a la de los últimos años, lo que no se puede negar es que se realizó el mayor esfuerzo para subir el salario mínimo interprofesional, del equivalente de 193,29 euro hasta 376,83 euros, o lo que es lo mismo, un 94,96% en esos 13 ejercicios, una media del 7,30% anual. Pero todo esto parece cosa del pasado, y la competitividad, esa bandera con la que se permite casi todo para salir de la crisis. Tanto, que el tan denostado “mileurista” ahora parece todo un privilegiado.