Menú Portada
El Consejo de Ministros acaba de aprobar un recorte de 10,5 millones en costes de personal, combustible, seguros y otras partidas

El Parque Móvil del Estado cerró el ejercicio 2011 con 982 vehículos y 49 millones en gastos

Noviembre 8, 2012

A pesar de la aportación del Estado el pasado año cerró con pérdidas que superaban el medio millón de euros


En un Consejo de Ministros sorprendentemente adelanto por ser hoy, 9 de noviembre, festividad local en la ciudad de Madrid, el Gobierno aprobaba la reducción del número de coches oficiales a menos de la mitad. Según anunció la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría tras el Consejo de Ministros, el parque móvil del Estado se reducirá en un 53% y la medida supondrá un ahorro de 10,5 millones de euros en gastos de personal, combustible, seguros y otras partidas. También se reducirá más del 66% el número de coches oficiales destinados a altos cargos del Estado. De los 307 que había en 2011, se pasará a 103 entre este año y el siguiente, un descenso del  66,45%.
Con esta medida a partir de ahora los directores generales no tendrán coche oficial, sino que dispondrán de coches de incidencias que estarán a disposición de todos los trabajadores de la dirección general para desarrollar sus tareas. Sí lo tendrán los subsecretarios, pero será compartido con el personal de la subsecretaría y se reducirán los coches destinados a la administración periférica del Estado, los de las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno. Además Sáenz de Santamaría explicó también que se llevará a cabo una reducción del 15% de los conductores, pero sin necesidad de emprender ningún expediente de regulación de empleo, ya que no habrá nuevas incorporaciones para sustituir las jubilaciones previstas y se realizará un ajuste con los turnos de la plantilla.

Mitad de vehículos pero sólo un ahorro del 20% del gasto
Pero aunque se destaque la reducción del 50% en los vehículos, los 10,5 millones de euros apenas suponen el 20% del gasto del Parque Móvil del Estado. Así, como las cuentas de 2011 reflejan, nos encontramos con un organismo que gestiona 982 vehículos: 622 subvencionados, 202 contratados y 158 para eventualidades que nos costaron 49 millones de euros al año y que en 2011 cuadraron las cuentas con transferencias del Estado por un valor de 44 millones, ya que otros ingresos (3,5 millones de euros, la mayoría provenientes de la venta de vehículos usados) ni cubre el coste de combustible, mientras que en personal, se gasta más de 39 millones.
Pero a pesar de la aportación del Estado, en 2011 se cerró el ejercicio con pérdidas que superaban el medio millón de euros y que tendrán que ser cubiertas este año. Tan sólo hay que echar un vistazo a su Balance para ver la dimensión del Parque Móvil del Estado, con unos activos que superan los 57 millones de euros, destacando 48 millones en terrenos y construcciones y 8,9 millones en vehículos.
Pero es más, España es un país de parques móviles, ya que a este, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de Cristóbal Montoro hay que sumar las flotas de Comunidades Autónomas, Diputaciones Provinciales y otros organismos, y es que hasta el Congreso de los Diputados “disfruta” de flota propia. ¿Se generalizarán los recortes? Esta es una pregunta que todos los ciudadanos se preguntan.