Menú Portada
El paso de doña Cristina por Madrid coincidió con su fiesta de cumpleaños a la que acudió en compañía de la reina doña Sofía

El papel instrumental de Cristina de Borbón-Dos Sicilias: el único miembro de la familia de rey Felipe VI que ha conseguido pasar muy bien todos los espesos filtros de doña Letizia

Marzo 23, 2015

Es quizá la única persona de su entorno y de su confianza que en estos momentos podría hacerle de puente con don Felipe y doña Letizia que tan gran distancia han puesto con la infanta caída en desgracia
Cristina de Borbón-Dos Sicilias es la primogénita del infante don Carlos y un personaje importante en la gestión de las órdenes dinásticas de la casa real de las Dos Sicilias. Su relación con el rey Felipe VI y con sus hermanas es de toda la vida habida cuenta de su estrecho parentesco, al tiempo que su esposo es un gran amigo de largo tiempo de don Felipe a quien suele acompañar en sus salidas en solitario para esquiar en Baqueira Beret


Hace tan solo unos días la infanta Cistina volvía a pisar Madrid alojándose en el palacio de la Zarzuela. Una visita llena de secretos que se completó con su breve paso por Barcelona donde mantuvo un inesperado encuentro aireado por la prensa con su padre el rey don Juan Carlos I, del cual ella pareció salir muy aliviada en momentos de lo que debe de ser un profundo desasosiego. Pero antes de marchar a Barcelona doña Cristina no quiso dejar de asistir en la capital a la fiesta de cumpleaños de su prima la princesa Cristina de Borbón-Dos Sicilias, a la que acudió en compañía de la reina doña Sofía y, probablemente, también de la infanta doña Elena. Un evento de encuentros significativos al que no faltó ese otro personaje que es Carlos García Revenga que, a pesar de haber lanzado en fechas recientes un inquietante órdago sobre el palacio de la Zarzuela al solicitar una controvertida indemnización por su salida como empleado de la Casa en calidad de secretario de las infantas, parece seguir contando con  la confianza de doña Sofía y de sus hijas.

Poco se sabe sobre el resto de los asistentes, entre quienes también debió de encontrarse Mencía Morales y Borbón-Dos Sicilias, prima hermana de la homenajeada, y actual pareja sentimental de Carlos García Revenga a quien muchos ven con malos ojos por lo que consideran su perniciosa influencia sobre las infantas. Lógico, por tanto, que don Felipe y doña Letizia prefiriesen abstenerse de asistir al evento a pesar de la gran relación de amistad que les une con Cristina de Borbón-Dos Sicilias y su esposo Pedro López-Quesada y Fernández-Urrutia, cuya presencia en Zarzuela parece ser cada día más importante.

Con el visto bueno de doña Letizia

Cristina de Borbón-Dos Sicilias es la primogénita del infante don Carlos y un personaje importante en la gestión de las órdenes dinásticas de la casa real de las Dos Sicilias por deseo expreso de su hermano. el duque de Noto. Su relación con el rey Felipe VI y con sus hermanas es de toda la vida habida cuenta de su estrecho parentesco, al tiempo que su esposo es un gran amigo de largo tiempo de don Felipe a quien suele acompañar en sus salidas en solitario para esquiar en Baqueira Beret. El matrimonio mantiene también una cercana amistad con algunos íntimos de don Felipe como Álvaro Fuster, y parece que ella, Cristina, es el único miembro de la familia de don Felipe que ha conseguido pasar muy bien todos los espesos filtros de doña Letizia, que conoce poco y de lejos a los parientes de don Juan Carlos y que mantiene las distancias frente a la familia griega y centroeuropea de doña Sofía con quienes no ha conseguido establecer química alguna.

De ahí que Cristina y Pedro hayan entrado a formar parte del grupo de inseparables de los nuevos reyes, con quienes cenan y van al cine con frecuencia, si bien conviene recordar la íntima amistad que aún continúa uniendo a esta princesa con su prima la infanta Cristina. Tiempo atrás, Iñaki Urdangarín fue íntimo de Pedro López-Quesada (Pedro se dirigía a Iñaki como “pichoncito”, y éste a Pedro como “cabroncete” en sus correos electrónicos), pues ambos matrimonios pasaron fines de semana juntos como uno en La Granja de San Ildefonso (Segovia), en 2003, el mismo año en que Iñaki y Pedro hicieron burla en sus emails cuando el infante don Carlos, suegro de López-Quesada, casó a su hija mejor, Victoria, con el riquísimo armador griego Markos Nomikos e Iñaki escribía a su amigo Espero que Markos le haya pedido sólo la mano a Victoria y que para f… tenga que hacer una pedida de un mes […] a don Carlos le costará dar a su hijita… ¡a un griego!”, quizá haciendo alusión a la amplia diferencia de edad existente entre los novios y al escaso atractivo del griego en comparación con la belleza de la joven princesa. Por otra parte, López-Quesada, que ostenta un cargo directivo en Citibank y está vinculado a la entidad crediticia HSBS, es uno de los padrinos de bautismo de Irene Urdangarín Borbón.

Las cosas de familia quedan en familia

Habida cuenta de lo anterior llama poderosamente la atención que el paso de doña Cristina por Madrid haya coincidido con la fiesta de cumpleaños de Cristina de Borbón-Dos Sicilias, que es quizá la única persona de su entorno y de su confianza que en estos momentos podría hacerle de puente con don Felipe y doña Letizia que tan gran distancia han puesto con la infanta caída en desgracia. El papel de esta prima podría, por tanto, ser instrumental en las relaciones entre el nuevo rey y su hermana, amén de que en este caso se cuenta con la seguridad de que las cosas de familia quedan en familia. Pero se trata de un difícil equilibrio para todos, especialmente teniendo en cuenta que los nuevos reyes no tolerarán que el Caso Nóos continúe manchando a la corona, y que el apoyo de doña Sofía y sus hijas a García Revenga puede estar generando nuevas tensiones en Zarzuela donde las reclamaciones de éste se consideran por el momento “un asunto extraño”. 

Entre tanto, un envejecido rey Constantino de Grecia, que siempre ha recibido tanto apoyo de la familia Nomikos, visitaba el pasado día 16 el parque del palacio griego de Tatoi para rendir allí homenaje a la memoria de su padres los reyes Pablo y Federica, padres de doña Sofía, en compañía de su esposa Ana María, su hermana la princesa Irene, y sus hijos, el príncipe Pablo y el príncipe Nicolás, y su esposa Tatiana.

Ricardo Mateos