Menú Portada

El pacto secreto de Zapatero con la prensa para retirar los anuncios de contactos sexuales

Octubre 5, 2010

¿Qué harán Bibiana Aido y Rodríguez Zapatero con los mismos anuncios que se publicitan en múltiples páginas de Internet? 

pq__zapa.jpg

Antes del verano, aprovechando el debate sobre el Estado de la Nación, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, iniciaba una nueva cruzada, de las que tanto le gustan: eliminar los anuncios de contactos sexuales en la prensa escrita. El líder del PSOE El aseguraba que el Ejecutivo busca fórmulas para acabar con la “publicidad de la prostitución” porque mientras sigan existiendo “se estará contribuyendo a la normalización de esta actividad”. Un negocio que mueve 40 millones de euros para los periódicos españoles, según calculó una comisión parlamentaria hace tres años.
Las ONG y asociaciones que trabajan por los derechos de las prostitutas han denunciado la “hipocresía” de los medios de comunicación que permiten que las mafias utilicen sus páginas a la vez que denuncian en otros espacios de información el trato inhumano que estas mujeres reciben. Por su parte, ante el anuncio de Zapatero, la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), rechazó cualquier tipo de restricción y emplazó al Gobierno a prohibir la prostitución. “Si fuera una actividad ilícita, (los periódicos), no darían cabida a su publicidad“, argumentan los editores.

Doble moral

El Gobierno, a través del Ministerio de Igualdad, solicitó al Consejo de Estado la elaboración de un Informe que detalle una fórmula para eliminar los anuncios. La prohibición de este tipo de complicidad con prácticas deleznables” en palabras de la ministra Bibiana Aído es una realidad en países como Finlandia e Irlanda. Desde aquel anuncio han sido múltiples las redadas policiales intentando erradicar esta práctica. Curiosamente, tras ese anuncio, el ejemplo llegó en forma de operación policial el pasado 1 de julio. La Policía desmanteló una red de proxenetas que obligaba a prostituirse a 30 mujeres en siete burdeles de Madrid. El origen de la investigación policial partió de los anuncios de gran tamaño que ofertaban chicas asiáticas en varios diarios. Y tras esa varias más. Pero ¿por qué no antes?
Tras tan loable batalla se esconden intereses económicos en los que, ningún medio de prensa escrita, ha entrado porque, a la larga, todos saldrán beneficiados. Cada anuncio de este tipo tiene un precio medio de 100 euros. Público, desde su nacimiento, no ha admitido este tipo de publicidad en sus páginas, renunciando a un beneficio que en algunos diarios alcanza los 150.000 euros diarios.
La iniciativa surgió del mencionado medio, propiedad del todo poderoso Jaume Roures. El fin siempre justifica los medios. El presidente de La Sexta, siempre en busca de financiación extra para sus empresas, pergeñó una estrategia que pasaba por la retirada de estos anuncios en la prensa escrita siempre y cuando el Gobierno de <strong>Rodríguez Zapatero se comprometiera a compensar la pérdida de ingresos por esta decisión. Vamos, como en tiempos de antaño cuando los diferentes Gobiernos adjudican subvenciones amparadas en “Ayudas al papel prensa” con las que se pagaban las pagas extra de julio y Navidad.
Pero ¿y qué harán Bibiana Aido y Rodríguez Zapatero con los mismos anuncios que se publicitan en múltiples páginas de Internet? Por ejemplo, aquellas mujeres, hombres y transexuales que ofrecen sus servicios en páginas como anunciox.com, fotos ver.com, photoescorts.com,  girlsmadrid.net, erosguia.com… La doble moral o el fariseísmo del presidente del Gobierno.