Menú Portada
Una futura negociación, "más blanda", con la banda terrorista ETA supondrá el reencuentro entre las partes enfrentadas

El pacto, ¿o tregua?, secreto de Rosa Díez con el PSOE

Septiembre 10, 2007
ROSADIEZ.jpg

“¿Por qué creen que en el partido socialista hemos soportado y aguantado que Rosa Díez se mantuviera como eurodiputada durante más de un año y medio mientras se mantenía en una de las líneas internas más críticas contra el PSOE que se conocen?”. Son palabras textuales de garganta profunda, fuente autorizada, como ustedes prefieran, pero nunca oficial. La respuesta, sorprendente: “Todo tiene un precio. Al final, si con alguien pactará su partido político será con nosotros… A lo peor, conseguiremos que resten más votos al Partido Popular”. Sorprendente. A partir de estas líneas nos limitamos a resumirles, que no a transcribirles –por respeto a la fuente-, la línea maestra diseñada y autorizada desde Ferraz.
Como sabrán, un grupo de 45 personas, entre las que se encuentran el filósofo Fernando Savater, la ex eurodiputada socialista Rosa Díez y el profesor de la UPV, Carlos Martínez Gorriarán, crearon una plataforma para promover un nuevo partido de ámbito nacional centrado en la lucha contra ETA y opuesto “al nacionalismo obligatorio”. La coalición política, a la que se ha sumado Mikel Buesa (Foro Ermua), aspira a presentarse a las elecciones generales de 2008.

La vieja escuela socialista

¿Recuerdan cuándo en anteriores elecciones generales irrumpía como “alternativa” y con fuerza un partido de extrema derecha? Concretamente, Falange Española. Sorprendía a propios y extraños su capacidad de medios. Fue una estrategia diseñada para arrebatar votos a una extinta Alianza Popular que se aproximaba al centro. Y lo consiguieron. La línea dura del partido con sede en la calle Génova no admitía ese giro y algunos, bastantes, votos arrastró aquella alternancia. Con los años, otras iniciativas se postularon como partido bisagra.
Y el PSOE retoma las prácticas de la vieja escuela tras arrebatar, no sabemos sí momentáneamente, el abanderamiento de España. Allí, en Ferraz, se plantean las elecciones como una partida de ajedrez. La nueva tregua con la banda terrorista ETA, que llegará, será el punto de partida de aproximación de los futuros líderes de este nuevo partido político. Será una negociación mucho “más blanda”, quizás más sutil y “útil”. Todo parece estar muy planificado… A no ser que Mariano Rajoy enroque.
A todo esto únanle la supuesta crisis de identidad que sufre el PP con los díscolos Rodrigo Rato y Ruiz Gallardón. “Nosotros ya hemos movido peón mientras el Partido Popular proclama a Mariano Rajoy como candidato a las elecciones generales”. Y ahora, en Ferraz, a esperar movimientos.