Menú Portada
La venta de los terrenos en la calle Mesena se pospone en espera de una mejora del mercado inmobiliario

El otro ajuste del Banco Santander de Emilio Botín: traslada oficinas en alquiler en Pozuelo, Las Rozas y San Sebastián de los Reyes a la sede de Banesto

Abril 22, 2013
pq_930_emilio-botin.jpg

Días de despedidas y nostalgia en las oficinas centrales de Banesto del barrio de Hortaleza. A menos de 10 días de la firma de la fusión jurídica y desaparición definitiva del Banco Español de Crédito tras más de 110 años de historia (lo que eufemísticamente llaman dentro del Grupo Santander “integración”) se multiplican las comidas entre compañeros para los que se prejubilan, para los que acepten las “bajas voluntarias” con indemnizaciones de 50 días por año trabajado y para los que se trasladan a otras unidades de negocio y empresas pertenecientes al Banco de Emilio Botín.

Y es que, como ha denunciado la CGT (sindicato que no firmó el acuerdo laboral para la disminución “no traumática” de empleos), al menos 230 trabajadores serán externalizados a las empresas que realizan las mismas funciones dentro del Banco Santander como Santander Operaciones Retail, Santander Back Office Globales Mayoristas, Santander Global Facilities, Aquanima, Isban o Produban, perdiendo derechos (la mayoría de estas empresas están sujetas al Convenio de oficinas y despachos, no el de banca). Estos cambios llevarán también a movimientos de oficinas, y entre los primeros estarán los destinados al complejo Tripark, en Las Rozas, unas oficinas ocupadas por el Santander desde hace tan sólo dos años.

Pero estos cambios de ubicación son en muchos casos irónicamente de ida y vuelta. La mala situación del sector inmobiliario ha llevado a que el destino a corto plazo de las oficinas centrales de Banesto en la calle Mesena sea ser ocupada por departamentos y empresas del Santander, el objetivo parece claro, mientras que no se pueda vender a buen precio, hay que ahorrar en costes y reducir alquileres.

Ahorrar en inmuebles

Aunque parezca mentira, el Banco Santander gasta anualmente millones de euros en alquileres fuera de la Ciudad Financiera del Grupo en Boadilla del Monte, y estos son el primer objetivo de ahorro. Además del ya mencionado en el Parque Empresarial Tripark de Las Rozas, tiene alquilado cuatro edificios en la lujosa zona de oficinas de “La Finca” en Pozuelo de Alarcón, ambos cerca de Boadilla del Monte, pero también en otras ubicaciones más lejanas, como las que están en San Sebastián de los Reyes. El traslado se inicia en las próximas semanas, pero antes de todas estas empresas a las plantas de oficina de uno de los edificios del complejo Banesto que ahora mismo está finalizando una obra de adecuación.

A partir de este primer traslado y a la vez que otros trabajadores de Banesto se desplacen a sus nuevos puestos dentro del Santander se empezaría a cerrar los emplazamientos de las filiales del Santander, con el objetivo de desplazar cuantas más empresas se pueda. Todo ello en un año en el que Emilio Botín quiere que sea el del inicio de la recuperación del beneficio y este se consigue ganando más y pagando menos.