Menú Portada
El duque de Parma jura en castellano y en vasco los fueros navarros en su calidad de sucesor y jefe de la dinastía carlista

El nuevo rey de Tonga es un predicador

Marzo 25, 2012
pq_928_Nuevo-rey-de-Tonga.jpg

El martes de esta semana, día 27, tendrán lugar los solemnes funerales por el difunto rey de la Isla de Tonga, George Toupou V, que tan solo hace unas semanas rindió visita al papa Benedicto XVI teniendo que ser internado en un hospital de Hong Kong de regreso de su viaje a Italia. El singular reino del Pacífico Sur ha decretado dos días de fiesta para la población, que seguirá con gran interés el entierro de este monarca al que el presidente Obama ha calificado de “líder visionario de la democratización”.

George Toupou V ha sido sucedido en el trono por su hermano, el excéntrico y extravagante príncipe heredero Tupouto’a Lavaka Ata, un hombre de gruesa estampa que es un apasionado predicador amén de una persona muy conservadora y de gran celo religioso, que en 2006 tuvo que abandonar su cargo de primer ministro para marchar a Australia en medio de fuertes protestas populares por sus gruesos desaciertos que costaron al país millones de dólares. Casado con la princesa Nanasipau’u Tuku‘aho, el nuevo rey es padre del nuevo príncipe heredero Ulukalala que el próximo 6 de mayo contraerá matrimonio con una noble local.  
 
El duque de Parma y su juramento

Y mientras el viejo rey de Tonga respiraba sus últimos alientos en Hong Kong, en España el duque de Parma, Carlos Javier de Borbón-Parma, juraba en castellano y en vasco los históricos fueros navarros en una ceremonia celebrada en el monasterio de Irache en su calidad de sucesor y jefe de la dinastía carlista. Un acto en el que estuvo acompañado por su esposa la duquesa de Parma y tras el cual afirmó que su relación con el rey don Juan Carlos y con el príncipe don Felipe es “muy cordial”. El duque de Parma, a quienes sus seguidores dan tratamiento de Majestad, aprovechó para visitar Logroño, donde se entrevistó con el presidente de la comunidad de La Rioja, desplazándose también a la iglesia de Santa María la Real de la localidad de Nájera y al monasterio de San Millán de la Cogolla.

Entre tanto, su tía la reina Beatriz de Holanda ha manifestado no querer hacer más comentarios públicos sobre el estado de salud de su hijo del príncipe Johan Friso, que continúa grave en Londres, y en Alemania ha fallecido la princesa María Ana de Sajonia, nieta del último rey Federico Augusto III y viuda del millonario mejicano Roberto Afif. El hijo primogénito de la difunta, Alexander Afif, es considerado el sucesor de su tío como futuro jefe de la casa real de Sajonia, en medio de la fuerte oposición del resto de miembros varones de esta dinastía que, como tantas otras, pronto podrá verse envuelta en un grave conflicto dinástico.

Expectación en Alemania ante la boda de la princesa Felipa de Baviera

Entre tanto todas las grandes familias alemanas se preparan para asistir el próximo 12 de mayo a la gran boda de la princesa Felipa de Baviera con el productor de cine Christian Dienst. Felipa es biznieta de la infanta española doña Paz de Borbón y su padre el príncipe Leopold (“Poldi”) es gran amigo del rey Carlos Gustavo de Suecia cuya familia no faltará al evento. El banquete de bodas tendrá lugar en Hohenschwangau, uno de los castillos de ensueño del rey Luis II de Baviera, y cabrá ver si alguien representará a la familia real española, tan vinculada a esta rama de la casa real bávara, en vísperas de las bodas de oro de don Juan Carlos y doña Sofía, pues aún no se sabe si los reyes de España querrán marcar tan importante fecha con algún acto ceremonial.

Pero el Gotha europeo también se ha desplazado el pasado sábado al castillo de Rosegg, en Austria, para asistir al entierro de su propietario el príncipe Alexander de Liechtenstein, primo del príncipe reinante, fallecido el día 16 dejando viuda a su esposa la princesa Josephine de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg. Su sobrino, el príncipe Dominik de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg también contraerá matrimonio en octubre de este año con la condesa Olga de Castell-Rüdenhausen, siendo posible que la familia real española envíe alguna representación pues tanto el novio como sus padres (ella es prima de doña Sofía), son personas cercanas a don Juan Carlos y doña Sofía, que les invitaron a las bodas del príncipe y de las infantas, y que en numerosas ocasiones han sido sus invitados en su bello castillo alemán de Kleinheubach.

Ricardo Mateos