Menú Portada
La "Casta Complutense", con sueldos algunos superiores a los del presidente de gobierno Mariano Rajoy y sus ministros, sigue dominando la Universidad pública madrileña

El nuevo rector de la Universidad Complutense, Carlos Andradas, ampara a la “Casta”: silencia, después de seis meses, el Caso Monedero

Junio 16, 2015

Desde el pasado 4 de junio a reiteradas preguntas de Extraconfidencial.com sobre ¿cuál va ser la actitud del nuevo rector ante el caso Monedero y sobre su supuesta incompatibilidad?, ¿se va abrir algún expediente o se va a cerrar el caso sin investigación alguna?, ¿cuál es el estado actual del procedimiento administrativo? y ¿se sigue aún con la información reservada?, nose ha recibido en esta redacción respuesta alguna
Algunos de los proyectos en Venezuela del profesor Monedero tuvieron el visto bueno de la Universidad Complutense de Madrid en los años 2008 y 2009, cuyo rector por entonces era Carlos Berzosa ya cuyas órdenes trabajaba el hoy rector de la UCM, Carlos Andradas, entonces su vicerrector
Tampoco sobre cuál va ser la situación de Jesús María Montero Delgado, miembro de la “Casta Universitaria” con un sueldo de 74.049 euros, además de ser uno de los líderes de Podemos en Madrid y cerebro de la “Operación One Girl” que ha aupado a Manuela Carmena a la alcaldía de Madrid, el rector Andradas ha querido contestar


El nuevo rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), el catedrático de Álgebra Carlos Andradas Heranz (nacido en 1956 en la localidad catalana de Reus),sigue amparando el poder de la “Casta Universitaria”, que en la mayor Universidad presencial de España sigue regentando la formación Podemos y los hombres de su profesor honorífico de Ciencias Políticas, Pablo Iglesias.

Carlos Andradas, que ganó las elecciones de la UCM celebradas el pasado día 13 de mayo en unos comicios donde el voto estudiantil dio claramente la espalda al ya ex rector José Carrillo, tomó posesión oficial este pasado día 15 de junio. Desde el pasado 4 de junio Extraconfidencial.com ha intentado ponerse en contacto con su gabinete de Comunicación y de Presidencia sin resultado satisfactorio alguno.

En dos ocasiones (4 y 15 de junio), se le han remitido vía oficial dos email con determinadas preguntas a las que, a día de hoy, transcurridas ya dos semanas desde el primer envío, no se ha recibido respuesta alguna, silenciando el llamado Caso Monedero sobre la supuesta incompatibilidad del cofundador de Podemos con trabajos ejercidos en Venezuela. También se le preguntó por la compatibilidad o no del secretario de la formación Podemos en Madrid, Jesús María Montero, uno de los integrantes de la “Casta Complutense” con un sueldo de 74.049 euros casi igual al de Mariano Rajoy como presidente de Gobierno. Como también si seguirá o no amparado a un grupo de privilegiados -en torno a 200 funcionarios internos y externos-, que ganan más que los propios ministros del gobierno de Rajoy. Su respuesta el silencio más absoluto.

Las preguntas silenciadas

Las preguntas que Extraconfidencial.com trasladó a Carlos Andradas y sobre las que no se ha recibido respuesta alguna han sido:

¿Cuál va ser la actitud del nuevo rector ante el caso Monedero cuando han transcurrido ya casi seis meses desde la apertura de investigación sobre su supuesta incompatibilidad sin ninguna respuesta?

¿Se va abrir algún expediente o se va a cerrar el caso sin investigación alguna?

¿Cuál es el estado actual del procedimiento administrativo? ¿Se sigue aun con la información reservada?

¿Cuál va ser la actitud del nuevo rector ante las denuncias de Extraconfidencial.com sobre la casta complutense, es decir, acerca de los 200 burócratas con sueldos superiores o iguales al presidente del gobierno de España?

¿Cuál va a ser la actitud del nuevo rector ante el caso del líder de podemos en Madrid, Jesús Montero, un miembro de la Casta Complutense?

¿Se le va a pedir fichar y que dé explicaciones de sus horas en la Universidad?

¿Se le va a permitir compaginar sus labores políticas con las universitarias?

¿En qué puesto orgánico figura ahora y cuantas horas esta y tiene que pasar en la universidad?

¿Se van a controlar estos desmanes?
 

El silencio cómplice de Andradas, que fue vicerrector durante el mandato de ex rector Carlos Berzosa, donde también lo era el anterior rector José Carillo, parece de entrada amparar los escándalos y la sombra de la corrupción que mancharon la gestión de su antecesor Carrillo. Muchos de estas lacras fueron denunciadas estos meses atrás por Extraconfidencial.com y le costaron su derrota en las elecciones de la Complutense.

Entre ellas, el ser cómplice de un grupo de privilegiados que conforman la llamada “Casta Complutense”, con sueldos algunos superiores a los del presidente de gobierno Mariano Rajoy y sus ministros. También su condescendencia con la formación Podemos -fue Carrillo quien ideó la forma para que Pablo Iglesias fuese nombrado Profesor Honorífico de la Facultad de Ciencias Políticas-, su inhibición en el Caso Monedero, donde aún no se ha abierto expediente alguno, y el amparar la incompatibilidad de su amiga la gerente, Begoña Aisa, quien pertenece al Cuerpo de Interventores de Administración Local siendo aparentemente incompatible el cumplimiento de tales misiones con su cargo en la Universidad pública española.

Seis meses después se sigue sin dar respuesta al Caso Monedero

Se cumplen ya casi seis meses desde que la Universidad Complutense de Madrid anunciara la apertura de un “proceso de información reservada” al cofundador de Podemos, el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas Juan Carlos Monedero Fernández, por sus trabajos externos en Venezuela y la investigación a cargo del Servicio de Inspección de la UCM no ha dado fruto alguno. Andradas noquiere dar a conocer nada en ninguno de sus términos. Sin embargo, la investigación periodística que paralelamente comenzó este periódico, desveló que el Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI), colaboró con el cofundador de Podemos en varios proyectos diferentes, al menos en dos, según los contratos que obran en nuestro poder.

Esto demuestra que algunos de los proyectos del profesor Monedero tuvieron el visto bueno en los años 2008 y 2009 de la Universidad Complutense de Madrid, cuyo rector por entonces era Carlos Berzosa ya cuyas órdenes trabajaba el hoy rector de la UCM, Carlos Andradas, entonces su vicerrector.

Los contratos de Monedero, con el visto bueno de la Complutense y por entonces del equipo de Berzosa con Andradas en él, son un contrato con el Ministerio del Poder Popular para la Planificación y el Desarrollo de Venezuela, donde la cantidad a cobrar es de 95.000 euros; y, el otro, una notificación del Director del ICEI referido al proyecto denominado “Carta Iberoamericana de Participación de los Ciudadanos en la Gestión Pública”, donde se cita expresamente que la dirección le corresponde al profesor Juan Carlos Monedero. Puede ser esta también una de las razones por la que todavía, seis mes ya transcurridos, no se haya abierto aún expediente alguno por parte de Andradas sobre la incompatibilidad del número tres de Podemos, que cobró más de 400.000 euros por Informes a gobiernos bolivarianos.

Fuentes jurídicas consultadas de la propia Universidad pública madrileña han indicado a Extraconfidencial.com que lo se esconde detrás de esta ralentización es dilatar la información reservada sobre Juan Carlos Monedero para que la falta prescriba.

Montero, uno de los líderes de Podemos en Madrid, es miembro de la Supercasta

También a preguntas de Extraconfidencial.com sobre cuál va ser la situación de Jesús María Montero Delgado, uno de los líderes de Podemos en Madrid y cerebro de la “Operación One Girl” que aupó a Manuela Carmena a la alcaldía de Madrid, el rector Andradas no ha querido contestar nada.

Jesús María Montero, que estuvo en primera fila en la proclamación de Carmena como alcaldesa capitalina, es uno de los miembros de la Supercasta de la Universidad Complutense de Madrid, donde se situó en enero de 1998 como funcionario de carrera de la Escala de Técnicos de Gestión Universitaria por el turno libre, según la documentación que obra en nuestro poder. Ha llegado a ser director de Extensión Universitaria en el Vicerrectorado de Atención a la Comunidad Universitaria, donde controlaba a las bases estudiantiles.Desde que penetró en la Universidad Complutense, Montero ha desempeñado distintos puestos durante los distintos gobiernos de los rectores Rafael Puyol, Carlos Berzosa y José Carrillo. En la actualidad, Montero Delgado ejerce de técnico de apoyo.

Pero lo significativo es que aparece en la lista de la Supercasta de la Universidad Complutense de Madrid en el puesto número 49 del famoso ranking de “potentados” de dicha Universidad madrileña con un sueldo de 74.049 euros, según datos oficiales del catálogo de Pas Funcionarios y Pas Laboral de 2014, al que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, y cuya lista ya publicó este periódico en su día como exclusiva. Una retribución que iguala prácticamente a la del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El oscuro pasado del rector Carlos Andradas

Carlos Andradas ha sido el gran vencedor de estas elecciones. Y quiere presentarse como el gran salvador de la Complutense. Pero todos tenemos un pasado. Y el suyo no es para ir mostrándolo como ejemplo. Durante ocho años, fue el colaborador fundamental del rector Carlos Berzosa, época en la que se produjo el desastre económico y el desprestigio de la Universidad Complutense.

Es muy importante tener presentes en las pasadas elecciones de Rector en la Universidad Complutense las notas tan claras y reconocibles que ocurrieron y que permiten predecir qué va a ocurrir en los próximos cuatro años. Inevitablemente, el Rector José Carrillo era el máximo responsable, durante los últimos cuatro años, de por qué esta Universidad lleva diez años de decadencia. Pero no sólo él. El ex rector Carlos Berzosa y su brazo derecho, Carlos Andradas, también habían contribuido activamente a esa decadencia.

Ahora, una vez que Andradas ha tomado ya el puesto de mando, fuentes de la Complutense señalan que “su discurso muestra al manómetro de la Complutense marcando una presión cercana a cero. Andradas ha realizado una campaña que recuerda mucho a la de Robert Redford en la película El candidato. La última frase de la película es: “¿Y ahora qué hacemos?”. Y el discurso con el que ha inaugurado su mandato es una confirmación de toda su campaña: “Muchos tuits, sí, pero vacuos”. Otras fuentes señalan que la situación de la Complutense recuerda la de La carta robada, de Edgar Allan Poe. La carta estaba prácticamente a la vista, pero quienes la estaban buscando preferían buscarla en lugares más extraños. Los cinco candidatos han demostrado no querer ver que su palabra carece enteramente de credibilidad mientras no acaben con los privilegios de los aproximadamente 200 privilegiados de la Complutense, que ganan tanto o más que el Presidente del Gobierno y los ministros.

En su mensaje inicial el rector Andradas hamencionado, de una manera especial, el papel que ha desempeñado el Consejo Social como órgano de participación de la sociedad en la UCM. Con ello da muestra del estilo burocrático que le ha caracterizado durante toda la campaña: “Su labor (la del Consejo Social), es esencial, ya que nos permite dar la dimensión real de la universidad: es crucial que exista un flujo comunicativo entre universidad y sociedad”. Sin embargo, en los reportajes que ha publicado Extraconfidencial.com, han quedado claros varios aspectos muy críticos:

Una, las exageradas retribuciones -superiores a los 100.000 euros-, que perciben el Presidente del Consejo Social, Carlos Mayor Oreja y la secretaria, Nuria Baranda Díaz, y, dos, cobran esas cifras astronómicas por proponer a los miembros del Consejo y que éstos aprueben, los inflados Complementos Específico y de Productividad de los 200 privilegiados, entre los que no se encuentra ningún profesor.

Andradas no quiere acabar con los privilegios de la “Casta Complutense”

Todo indica de entrada, con este silencio cómplice, que Andradas no quiere acabar con los privilegios de la “Casta Complutense”. Afirman en la Complutense que “si hubiera querido solucionar ese gravísimo problema, no hubiera tenido como mano derecha de su campaña a José Manuel García Vázquez quien, no teniendo más que estudios primarios, fue Director del Gabinete del Rector Carlos Berzosa y, en Gaceta Complutense, aparecía como Especialista en temas de Educación Superior, como director del Departamento de Análisis y Planificación de la Complutense; como director de la Revista “Contrastres”; y como Coordinador del Consejo Editorial de “Tribuna Complutense”.

Precisamente, cuando Carlos Andradas perdió las elecciones a rector en el año 2011, el vencedor Carrillo mantuvo los privilegios de García Vázquez, sin asignarle tarea ni función alguna; algunas fuentes han asegurado en repetidas ocasiones que “suele andar por la cafetería de la piscina de las Instalaciones Deportivas sur en Obispo Trejo”. Fuentes de la Complutense opinan que “El Flaco –como denominan a García Vázquez-, ha estado trabajando para Carlos Andradas en la preparación de su campaña electoral, dados sus contactos de ocho años durante los Rectorados de Berzosa y Carrillo”. Pero paralelamente, García Vázquez estaba trabajando también para labrarse su futuro político como lo demuestra que asistiera, junto con el ex-rector Carlos Berzosa, en la mañana del pasado 19 de febrero en el Hotel Ritz, al lanzamiento, luego malogrado, de Tania Sánchez como candidata de Unidad Popular.

Fuentes de la Complutense indican que “sólo con estos dos casos -¿cuántos más habrá?-, los de García Vázquez y los de Montero, se demuestra que los contribuyentes madrileños no tienen por qué financiar las carreras políticas de estos personajes que hacen con su tiempo lo que quieren. Mientras miles de PAS- Personal de Administración y Servicios- fichan a diario para hacer trabajos muy concretos. Hay que reclamar que los miembros de la “Casta” también fichen, al igual que los profesores firman su asistencia a clase. Las universidades madrileñas no pueden ni deben admitir que haya unos que sean mucho más privilegiados que otros. Además, han de evitar el efecto contagioso a otras universidades españolas. ¿Cómo Andradas puede reclamar más dinero a la Comunidad de Madrid mientras no suprima los privilegios de la “Casta” y que un funcionario gane más que un profesor?”.

Los interrogantes están sobre la mesa sin solución aparente alguna por la negativa a contestar del rector Carlos Andradas. ¿Está dispuesto a cambiar estos hechos? ¿Qué garantía existe de que Andradas vaya a remediar los males de la Complutense? Ni su campaña, ni su discurso inicial, además de su silencio cómplice, traslucen una actitud de cambio.

Juan Luis Galiacho
 @jlgaliacho