Menú Portada
Alfredo Dagnino trabajó a las órdenes de "El Albondiguilla"

El nuevo presidente de la Fundación de Julio Ariza unido a los cabecillas de la Gürtel

Febrero 10, 2011
pq_924_arizadanigno.jpg

El Grupo Intereconomía que acaba de incorporar a Alfredo Dagnino Guerra como presidente de la Fundación Intereconomía, como ya adelantó extraconfidencial, se encuentra inmerso en un nuevo presunto caso de corrupción administrativa. El Grupo propiedad de Julio Ariza viene de hacer público en un comunicado que ha fichado a Dagnino para dirigir su Fundación, un hecho que ya era público y notorio desde finales del pasado año en pro de conseguir la militancia católica para el proyecto medíatico-económico de Ariza y su socio, el banquero condenado Mario Conde.

Alfredo Dagnino ha sido hasta el pasado fin de semana presidente de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), y de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU, y era la persona que Ariza intentaba colocar gracias a su cargo como persona de confianza en numerosos ámbitos de poder de la vida católica, especialmente en el campo de la Comunicación, la Educación y el Derecho.

Pero lo más significativo es que Dagnino, que es miembro del Consejo Editorial del Grupo Intereconomía y del diario La Gaceta desde 2010, trabajó desde el año 2007, siendo por entonces presidente de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y del CEU-San Pablo, a las órdenes del ex alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, más conocido como “El Albondiguilla”, y uno de los cabecillas del Caso Gürtel, en uno de los escándalos más reprochables de la democracia española. Panero, jefe de Dagnino, está hoy imputado en el caso Gürtel como presunto autor de los delitos de cohecho, asociación ilícita, fraude fiscal, blanqueo de capitales y falsedad, por lo que fue expulsado del Partido Popular.

Dagnino, como se prueba en los documentos oficiales que hoy muestra extraconfidencial.com, antes de trabajar para los intereses personales de Julio Ariza, fue fichado por “El Albondiguilla” para ser su abogado en varios casos administrativos por lo que cobró al menos 12.000 euros, según documentos que hoy aporta en exclusiva este periodico, a pesar de que el Ayuntamiento de Boadilla del Monte tenía sus letrados asesores pagados por el erario público. Entre los casos para los que trabajó Dagnino bajo los intereses de Panero se encuentran el procedimiento para contrarrestar la denuncia contra la adjudicación definitiva a la Sociedad General de Autores (SGAE), de Teddy Bautista, del Palacio del Infante don Luís, que fue después declarada ilegal por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en sentencia firme.

Los jueces del TSJM justificaron su decisión al considerar que la concesión administrativa otorgada por el Ayuntamiento, encabezado entonces por Arturo González Panero (PP), se realizó “con absoluto desconocimiento” del procedimiento y de los requisitos que la regulan. En otro fracaso del equipo de jurídico del hoy hombre de Julio Ariza.

Dagnino, íntimo amigo de Gustavo Villapalos, la persona que nombró doctor honoris causa de la Complutense a Mario Conde, trabajaba por entonces con codo con otro gran amigo del editor Julio Ariza, el ex ministro del PP José María Michavilla, también investigado en su día por el juez Baltasar Garzón por sus presuntas irregularidades, a través del despacho Eius Abogados, cuya página web sigue todavía inactiva desde que explotó el caso Gürtel. En google se puede leer hoy el siguiente texto en su página: “Disculpen las molestias, estamos realizando modificaciones en el diseño de nuestra página web”.

Estas son las cosas que ocurren actualmente dentro del Grupo Intereconomía, un grupo mediático bajo la lupa de la Justicia.