Menú Portada
La sociedad no presenta sus cuentas en el Registro Mercantil desde el año 2000

El nuevo presidente de la Academia de Cine, socio con Mediapro y Vocento de una productora cinematográfica

Abril 11, 2011
pq_927_gonzalez-macho.jpg

Este domingo se eligió nuevo presidente de la Academia de Cine. En una votación que no despertó el entusiasmo  de los miembros (apenas votaron un tercio de los académicos), se impuso Enrique González Macho con 256 votos, frente a los 101 de Bigas Luna. González Macho, de 63 años, accederá al puesto acompañado por la intérprete Marta Etura y la directora y guionista Judith Colell, que serán las vicepresidentas primera y segunda respectivamente.

Enrique González Macho había manifestado en los últimos días su deseo de trabajar por cambiar la imagen del cine español y acercarlo al público, la importancia de Internet para la difusión de las películas y lograr una Academia por encima de la política, aunque cerca de los políticos.

Consejero de una empresa participada por Mediapro y Vocento

Esta cercanía desde luego la tiene con grandes del sector, empresas aparentemente enfrentadas pero socias en la mercantil Esicma SRL, donde el nuevo presidente de la Academia figura como consejero.

Mediaproducciones SL, la cabeza visible del imperio de Jaume Roures (el cual fue consejero de Esicma hasta 2004), presentó concurso de acreedores en 2010, tiene un capital de 5,8 millones y cerró 2009 con unas ventas de más de 576 millones de euros. La filial del presidente de La Sexta mantiene en Esicma SRL del 12%.

Una participación superior, el 17,4%, la ostenta el Grupo Vo0cento, socio de referencia de Telecinco y rival por tanto de La Sexta en el mundo televisivo. Pero cuando se trata de hacer negocios poco importan las diferencias y los enfrentamientos: recuerden la batalla judicial que han mantenido ambas cadenas. Paolo Vasile, consejero delegado de Tele5, reclamó a Roures que dejará de emitir imágenes de sus programas. Y lo consiguió.

Sin presentar las cuentas desde el año 2000

Esicma SRL, tiene como objeto social la financiación, adquisición, venta, arrendamiento, productos-distribución y cualquier otra forma de explotación comercial, por vía directa o indirecta, a través de cualquier medio de distribución, representación etc. Aunque los datos financieros son más que una incógnita, ya que no presenta sus cuentas desde el 2000, año en que sus ventas superaron los 1,6 millones de euros con unos beneficios de 560.266,18 euros y unos activos que superan los 5,64 millones de euros.

Unas magnitudes más que relevantes para que la empresa presidida por Elías Querejeta no haya presentado datos en toda una década.