Menú Portada
Se ha muerto Flashito

El nuevo perro de la Duquesa

Enero 3, 2011

Flashito fue uno más de la extensa familia de la dama. Un miembro importante en el que Cayetana siempre pensaba a la hora de tomar decisiones. Todos sus vástagos, conocedores del amor casi materno, no dudaron en telefonearla para presentarle sus condolencias. Al otro lado del teléfono, Cayetana estaba absolutamente abatida. Rota de dolor.

pq_922_duquesalfonso.jpg

La Duquesa está triste. El pasado viernes, Flashito, el que fuera su perro fiel, fallecía por causas naturales en su domicilio. Él no era un perro más. Era uno de sus máximos confesores. En él se refugiaba cuando las cosas no iban demasiado bien. Aunque algunos puedan creer desmedido su sufrimiento, lo cierto es que Cayetana y el can estaban completamente unidos. La suya era una relación absolutamente especial que, con el paso del tiempo, se había fortalecido mucho. Flashito tenía una delicada salud desde hacía varios años. Sufría el desgaste de una vida que empezaba a pasarle factura. Sin embargo, en los momentos de soledad, la Duquesa encontraba en él a un verdadero amigo. Sólo los que han tenido relación con animales pueden comprender este punto.
Flashito fue uno más de la extensa familia de la dama. Un miembro importante en el que Cayetana siempre pensaba a la hora de tomar decisiones. Todos sus vástagos, conocedores del amor casi materno, no dudaron en telefonearla para presentarle sus condolencias. Al otro lado del teléfono, Cayetana estaba absolutamente abatida. Rota de dolor. Enjuga sus lágrimas pensando en un futuro que se torna oscuro. La importancia de los animales para ella es absoluta. Por eso no ha tardado mucho tiempo en tratar de reparar el dolor y se ha llevado a su casa una preciosa perra, de la raza bulldog, que le ayudará a combatir el dolor. Sin embargo, no será el perro definitivo que se instale en Dueñas. Está previsto que en los próximos meses, Alfonso Díez –su educadísimo y afable novio- le regale un cachorro de una raza muy particular que la Duquesa pedía desde hace algo más de un año. Será un regalo tremendamente emotivo que, a buen seguro, conseguirá alegrar a la celebérrima. Eso sí, no se trata de reemplazar, puesto que quienes la rodean advierten que como Flashito no habrá otro.
Nochevieja con amor
Lo que no se puede negar es que la Duquesa de Alba está completamente imparable. Apenas le importan las voces que se postulan en contra de su relación. Ella es libre e independiente y no puede ocultar que siente auténtica devoción por un hombre que le ha devuelto la alegría y las ganas de vivir. Tanto lo quiere y lo venera, que decidió pasar la Nochevieja en su compañía, aún siendo consciente de que podía molestar a algunos de sus vástagos. El amor mueve montañas.