Menú Portada
LOS PRIVILEGIOS DE LOS TRABAJADORES DE LA EMT (I)
Firmado el 10 de julio de 2012, tan sólo un día antes de que se anunciaran los nuevos recortes por Mariano Rajoy

El nuevo Convenio Colectivo de la EMT garantiza a los trabajadores de los autobuses urbanos de Madrid 3 pagas extraordinarias y más de una docena de complementos salariales

Enero 9, 2013

Además de las nóminas extraordinarias de verano y Navidad, dentro de dos meses recibirán la “paga de marzo”, por un importe fijo de 1.523,19 euros
A diferencia de la mayoría de los trabajadores que cobran la antigüedad por trienios o quinquenios, los empleados de la EMT la perciben anualmente; un trabajador con 10 años en la empresa cobra 161,45 euros mensuales por este concepto
Entre los complementos, se embolsan 30 euros por trabajar en domingo; 5,25 euros al día por tener turno partido; 1,58 euros diarios por entregar la recaudación o 440 euros para compensar la “obligación de vestir adecuadamente el uniforme reglamentario”
Continúan con su calendario de huelgas parciales por la eliminación de la paga extraordinaria de diciembre de 2012

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


El pasado día 3 de enero, los trabajadores de la Empresa Municipal de Transporte de Madrid (EMT), ratificaron en una Asamblea continuar con sus protestas en señal de protesta por la supresión de la paga extraordinaria de diciembre con paros parciales de dos horas, en horario de mañana y tarde. Esta nueva serie de huelgas comenzaron el  pasado viernes, uno de los días más importantes para el comercio de la ciudad por la cercanía de Reyes y tras el parón del día 7, festivo en Madrid. Los trabajadores las prolongarán el viernes 11 de enero -en tres paros parciales de dos horas en los turnos de noche, mañana y tarde-, el jueves 17 de enero, también 2 horas en los tres turnos, y finalizarán, de momento, el miércoles 23 de enero.  Toda esta serie de paros se unen a los ya realizados el 14, 17 y 21 de diciembre pasado y otros seis secundados entre el 21 de septiembre y el 29 de octubre de 2012.

Los sindicatos de la EMT iniciaron estas jornadas de huelga tan sólo tres meses después de firmar su nuevo Convenio Colectivo que les regirá hasta el 31 de diciembre de 2013, y por el cual el Ayuntamiento de Madrid de Ana Botella prolongaba unas condiciones de trabajo que desde luego son envidiables para cualquier español, y más en una época de crisis como la actual. De hecho, el Convenio fue firmado el 10 de julio, tan sólo un día antes de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, decretara las medidas de ajuste entre las que estaba el recorte de la paga extraordinaria de diciembre para todos los trabajadores públicos; motivo aparente de la huelga, ya que en ocasiones han declarado que lo hacían por “solidaridad con los trabajadores de Metro” que en los próximos meses negocian su Convenio con la Comunidad de Madrid de Ignacio González. Si la alcaldesa de Madrid pensaba que concediendo todas las peticiones de la EMT iba a evitar lo que se le viene encima estaba muy equivocada.

Tres pagas extraordinarias

Mientras los trabajadores de los transportes públicos convierten en huelgas una obligación impuesta por el Gobierno, continúan disfrutando de unas ventajas económicas envidiables, con altos salarios bases, complementos, primas y hasta premios. Partiendo del salario base mensual de los empleados de la EMT, este tiene un abanico que oscila entre los 1.487,70 euros de un limpiador hasta los 2.514,30 euros de un titulado superior, teniendo el puesto más relevante por su número, el de conductor de autobús, una percepción base de 1.547,10 euros.

A partir de aquí, a sumar una serie de complementos que parecen inagotables:

  • Para cobrar antigüedad no hay que cumplir trienios o quinquenios como en la mayoría de los trabajos que remuneran por este concepto, si no que está retribuida a razón de 19,70 euros mensuales, cada uno de los primeros cinco años de servicio y 12,59 euros a partir de este; un trabajador con tan sólo 10 años en la empresa cobra al mes 161,45 euros por este concepto.
  • Prima de actividad con un valor anual desde 2.632,24 euros para un limpiador o 3.715,81 euros de un inspector principal
  • Complemento de destino  que supone anualmente a un conductor 896,08 euros y hasta 2.858,69 euros para un inspector.
  • Por trabajar un sábado, 10 euros al día, si es un domingo 30 euros.
  • Si se les parte el turno o comienza antes de las 13:00 horas o termina después de las 16:30, otros 5,25 euros diarios
  • Plus de nocturnidad, un incremento de 2,36 euros, más la hora nocturna
  • Otros 1,58 euros por entregar la recaudación
  • Por trabajar en el servicio nocturno de Búho-Metro 17,95 euros por cada sábado, domingo o festivo
  • A pesar de que la empresa les proporcione los uniformes necesarios se les abone 440 euros por complemento de uniformidad que les compense por “la obligación de vestir adecuadamente el uniforme reglamentario”.

Y por supuesto, todo ello distribuido en 15 pagas, ya que además de las correspondientes al mes de junio y diciembre, dentro de poco más de dos meses (junto a la nómina de marzo), se les abonará la denominada “paga de Marzo” instituida en el año 1990 por la que reciben 1.523,19 euros calculando su cuantía en proporción a los días trabajados durante el período de doce meses con independencia de vacaciones, enfermedades, accidentes o permisos retribuidos que hayan percibido.

Los trabajadores de la EMT no saben de crisis, pero sí de huelgas y privilegios.