Menú Portada
El combustible de la firma Petronas es el más eficaz pero el ahora coche de Fernando Alonso utiliza desde las dos últimas décadas la de Mobil Oil debido a un longevo acuerdo comercial

El nuevo campo de batalla en la Fórmula 1 es la gasolina: la que usa Mercedes aporta más potencia que el resto

Febrero 15, 2015

Había sospechas y rumores pero nunca una información con una base sólida… hasta ahora. Todo apunta a que la gasolina de los Mercedes de Nico Rosberg y Lewis Hamilton es una de las claves de su implacable velocidad en pista. Además, en los test de Jerez, en cuatro días, lograron completar la distancia de ocho carreras sin averías ni incidentes de importancia


A finales de noviembre se supo que alrededor de sesenta técnicos de nivel medio y alto se habían incorporado procedentes de otras escuderías a Ferrari. Entre ellos llamaron la atención dos nombres: Wolf Zimmerman y Cedric Cornebois. El primero, relacionado durante años con Mercedes AMG, desarrolló en la marca de coches Lotus los motores de sus deportivos con una meta en mente: rebajar su consumo para reducir la cantidad de dióxido de carbono arrojados a la atmósfera (incrementando su rendimiento con una menor cantidad de combustible, a fin de cuentas). A finales de los 90, le fue encomendada una misión en la marca de coches Lotus. El modelo Elise subiría 100 kilos su peso pero el motor sería el mismo. El fabricante temía perder prestaciones. Sin embargo, la optimización del propulsor propuesta por el técnico germano hicieron que ese incremento de casi un 15% de peso no constituyera problema alguno y su aceleración y velocidad no variaron a pesar del lastre añadido; su motor mejoró al menos en la misma cuantía consumiendo prácticamente lo mismo.

El otro, Cornebois, abandonó su domicilio de Northampton para trasladarse en octubre a Maranello tras desarrollar su trabajo durante algo más de tres años en departamento de motores de Mercedes. Experto en combustión, estudió en la Universidad de Paris y pasó hace años por la empresa austriaca de ingeniería aplicada a la automoción AVL, justo la misma que ahora revisa los motores Ferrari con idea de sacarles un rendimiento superior.

El combustible de la firma Petronas, el más eficaz

Estos dos hombres resultan ser sumamente valiosos dentro de la nueva estructura de Ferrari, especialmente desde que se impuso la reglamentación de consumo a principios de 2014. Las reglas dictan que no sólo las carreras han de disputarse con una cantidad de gasolina limitada sino que, igualmente, el flujo de combustible que recibe el propulsor ha de estar limitado a no más de 100kg/h. Antes, los coches gastaban más o menos dependiendo de la “sed” de sus cilindros, pero el único límite era el peso cargado por los más glotones. Ahora, si quieres correr más, has de sacar mayor rendimiento de la misma cantidad de combustible, lo que lleva a nuevos problemas de ingeniería en este campo.

Cedric Cornebois ha saltado a los titulares al hacer público que uno de los secretos del extraordinario rendimiento de los motores Mercedes está basado en la superior eficacia del combustible de la firma Petronas. La Petroliam Nasional Berhad es la compañía petrolífera malaya de propiedad estatal, principal patrocinador de la escudería anglo-germana y proveedor de sus aceites y combustibles. Curiosamente, la gasolina que llenará los depósitos de los W06 la temporada que ahora comienza no está desarrollada en Asia, sino en Villastellone, a las afueras de Turín, donde la compañía tiene su laboratorio de investigación.

El coche de Alonso, sin embargo, consume la de Mobil Oil

El ingeniero galo hizo pública la existencia de una molécula completamente legal y de acuerdo con el reglamento que añade una eficacia extraordinaria al motor Mercedes con un incremento que rondaría los 40 caballos. Extrañó, y mucho, que los McLaren obtuvieran en 2014 una media de 1,4 segundos de diferencia -para peor-, en su ritmo por vuelta usando el mismo motor. Esta ventaja parece excesiva para no haber elementos exógenos, y cobra peso la posibilidad de que efectivamente parte del misterio resida en el combustible puesto que debido a un longevo acuerdo comercial con Mobil Oil, el ahora coche de Fernando Alonso, utilizó su gasolina la pasada temporada como lo viene haciendo desde las dos últimas décadas y no la de Petronas.

El reglamento es muy claro al respecto y obliga a los participantes a usar combustible de origen comercial sin la posibilidad de utilizar compuestos exóticos como se hiciera en otras épocas. La presencia de elementos altamente tóxicos y volátiles hicieron regular los componentes de los que se han erradicado aditivos químicos que incrementen la capacidad explosiva de las gasolinas para pasar a poseer elementos más comunes. En realidad, y aunque no sea lo mismo, un Fórmula 1 podría correr con combustible comprado en una gasolinera sin una pérdida de eficacia notable, y un turismo podría usar la gasolina de las carreras sin sufrir daño alguno en su interior.

Hamilton y Rosberg siguen arrasando

La situación crea un espinoso precedente visto ya antes. En el periodo de 2006 a 2011 dos proveedores de neumáticos calzaban a la F1 y a la vista saltaba que ciertas pistas se le daban mejor a unos que a otros. Un elemento extraño al pilotaje o a los coches interfería en el plano deportivo y es algo que no gustaba a la FIA, que entendió que la competición de neumáticos desvirtuaba el deporte. En 2007, los japoneses de Bridgestone se quedaron como proveedores únicos y las aguas volvieron a su cauce a ojos de los mandatarios deportivos con aquel “café para todos”.

Los Mercedes de Hamilton y Rosberg rodaron a muy altas velocidades en los recientes test de Jerez y, si no lo hicieron con los mejores registros, hubo un dato que dejó atónitos a todos: en cuatro días lograron completar la distancia de ocho carreras sin averías ni incidentes de importancia. Si a esto añadimos que los responsables de Petronas han declarado recientemente que su combustible de 2015 es mejor aún y añade más potencia que el de 2014, el resto de equipos con proveedores de gasolina de la F1, Shell, Total-Elf y Mobil, tienen un verdadero problema.

José M. Zapico

@VirutasF1