Menú Portada
Al bailaor no le importa que le fotografíen con su nueva parea

El nuevo amor de Rafa Amargo

Septiembre 11, 2011

Está enamorado. No lo puede ocultar. Rafa Amargo tiene pareja de nuevo. Así de feliz se presentó en la fiesta Supermartxé que Nano Barea organiza en Privilege, Ibiza. Además, el bailaor ha retomado su amistad con Antonio Canales con quien mantenía una encarnizada disputa.

pq_927_amargo.jpg

Poco podía imaginarse Antonio Canales que un furtivo encuentro sexual en la playa de Sitges iba a convertirle en uno de los personajes más perseguidos. En las últimas semanas ha tenido suculentas ofertas económicas para comparecer ante los medios. Aseguran que el bailarín fue protagonista involuntario de un burdo montaje urdido por un amante famélico de fama cuyo objetivo era conseguir quince mil euros. Todo lo contrario piensan los maledicentes que rumian que la historia de la felación playera fue una estrategia de Canales para embolsarse los cuarenta mil euros que recibió por su testimonio en el programa que conduce Jaime Cantizano en Antena3. Ay, ay, ay. Son excesivas las coincidencias: “Me han hecho muchísimo daño, aunque creo que lo que me ha pasado le habría podido pasar a cualquiera. Pido disculpas a todas las personas que se hayan sentido agredidas por mi comportamiento, a mi familia y, sobre todo, a todos mis amigos”, dijo con la voz entrecortada en su reaparición televisiva. Declaraciones contrapuestas, puesto que hace tan sólo dos semanas el otro protagonista de la polémica aseguraba, en el mismo espacio, estar profundamente enamorado del artista: “continuamos estando juntos, estamos muy enamorados y vamos a seguir juntos a pesar de que me acusen de haber montado toda esta historia”. C’est la vie.
 
Renglón aparte merece la repentina amistad que Canales ha retomado con Rafael Amargo. Me cuentan que hace unos días, Antonio se puso en contacto telefónico con él para pedirle perdón por haberle coronado “el más maricón” de España en una mítica rueda de prensa en la que también arrastró a otras grandes figuras del flamenco. Insisten en que, pasado el tiempo, Antonio ha buscado comprensión en Rafa. A él le hizo partícipe del difícil momento por el que estaba atravesando y le pidió consejo. Le aconsejó hacer borrón y cuenta nueva. Hasta el punto de que, en los próximos meses llevaran a cabo un proyecto en común. Increíble, sobre todo porque días antes del “reencuentro” Amargo había aceptado la invitación de un programa de televisión para echar más leña al fuego. Ahora se entiende que desconvocara su estelar aparición. Por arte de birlibirloque,  Antonio y Rafa se han convertido en uña y carne. El segundo ya parece haberse olvidado de las incendiarias declaraciones que hizo en la reciente presentación del espectáculo “Cayetana, su pasión” en el Teatro del Canal. Allí, ante los medios de comunicación, arremetió contra Canales, advirtiéndole de que todos los actos tienen sus consecuencias. Está claro que a ambos les interesa enterrar el hacha de guerra, sobre todo porque competir por ostentar el título al más homosexual del solar patrio es, cuanto menos, espeluznante.
 
Más dulce que de costumbre, Amargo acudió el pasado viernes a la impresionante Supermartxé que, cada año, el formidable Nano Barea organiza en Privilege, la discoteca más grande de Europa ubicada en Ibiza. Entre copa y baile, el bailarín confesó que había reencontrado el amor. Él, discreto pero muy directo, asegura que no se va a esconder de las cámaras de televisión: “no me pienso ocultar, me vais a ver durante las próximas semanas porque estoy de vacaciones en Ibiza”. Ya era hora. Su corazón se ha recuperado de su fallida relación con Yolanda, con quien mantenía una relación algo liberal: “Me dolían más sus infidelidades cuando se acostaba con hombres que con mujeres”. Nadie entiende esa bisexualidad en la que algunos parecen escudarse para no reconocer su identidad sexual real.
 
 
Por Saúl Ortiz
saul@extraconfidencial.com