Menú Portada

El Muro de Berlín se reconstruye en Madrid: Manuela Carmena radicaliza su Agenda tras el descalabro de las Elecciones del 26-J con la creación de los soviets de barrio tal y como anticipaba Izquierda Unida hace un año

Julio 7, 2016
soviet-dentro

24 de mayo de 2015. Ahora Madrid, coalición liderada por Manuela Carmena, y que aglutina, entre otros, a Podemos e Izquierda Unida, queda en segundo lugar en las Elecciones Municipales de Madrid con 20 concejales. El resultado permitía que, con el apoyo de los nueve concejales del PSOE, la formación radical de izquierdas pudiera llegar a la Alcaldía de Madrid. El 27 de mayo, tal y como pueden observar en el siguiente tuit, lo veían claro en Izquierda Unida del Distrito Centro. Es más, lanzaban el mensaje “Honor y gloria al soviet de @AhoraMadrid”. Una misiva premonitoria o toda una ruta preestablecida que, tras el descalabro de las Elecciones Generales del 26-J, se ha puesto en marcha con el anuncio de la creación de los “soviets de barrio” para vigilar y juzgar las infracciones vecinales.

 Soviet IU 2

Tres años de programa radical

“Os vais a enterar”. Con esta amenaza airada se retiraba una vocal de Distrito vinculada a Izquierda Unida tras finalizar el recuento -realizado tres veces a solicitud suya-, de la mesa electoral en la que participó como apoderada de Unidos Podemos. Si algunos se tomaron sus palabras a broma o a enfado tras ver como en un año se habían esfumado un tercio de los votos, la realidad les ha dejado en su sitio.

Este martes se conocía la idea de Manuela Carmena de creación de un gestor de barrio político-policial y un jurado vecinal  en los 121 Barrios de la capital de España, a imagen y semejanza de los soviets de barrio que controlaban la Policía y la Justicia en la Unión Soviética, la República Democrática Alemana o que lo siguen haciendo en Cuba. Todo ello se instrumentalizará a través de la “Policía Comunitaria” que, según el programa de Gobernanza Comunitaria de la Seguridad y la Convivencia, intentará crear una estructura policial, judicial y social paralela a la existente.

El plan pivota sobre la figura del gestor político-policial, el “comisario político” que dirigirá a los “círculos de custodia ciudadana”, la “red comunitaria pública y privada”, así como el “consejo ciudadano” y que asumirá tareas actuales de la Policía Municipal, como las infracciones por suciedad y ruido. También la ex jueza Carmena pretende instaurar un “jurado vecinal”, donde delincuentes y víctimas tendrán “la oportunidad” de encontrarse “con el entorno social donde se cometió la infracción, reconocer su culpa y acordar conjuntamente vías para restaurar el daño hecho a la comunidad”. Lavapiés será el Barrio piloto de estas medidas, anticipo de muchas más que tiene en agenda Carmena y su equipo de Gobierno pensando en un horizonte sin Elecciones a la vista y pensando claramente en que no se conseguirá una mayoría en el Gobierno en los próximos tres años. Si piensan que esta medida o los “días sin ropa” en las piscinas públicas madrileñas es lo máximo que puede aprobar el Consistorio madrileño se equivocan, les queda mucho por ver. El Muro de Berlín se reconstruye en Madrid.