Menú Portada
La información del diario que dirige Casimiro García Abadillo aparece firmada por Luis F. Durán y Cote Villar

El Mundo pierde el rumbo: atribuye a otro periodista la investigación en exclusiva sobre la Fundación AFAL realizada por Juan Luis Galiacho

Julio 20, 2014

Sorprendentemente, pese a no cumplir sistemáticamente con una básica norma deontológica de citar las fuentes, el Grupo Unidad Editorial promociona una denominada “Escuela de Periodismo y Comunicación” que lo que más destaca en su publicidad son 3 meses de prácticas garantizadas

pq_929_casimiro-garcia-abadillo.jpg

Clavijo saltó a los medios el año pasado a través de una investigación del periodista Jesús Cacho relatada por entregas en su portal de Internet y que motivo la posterior actuación de las autoridades. La Fundación Afal , de la que era presidenta Blanca Clavijo y dedicada a tutelar a personas discapacitadas, está siendo investigada desde entonces por la Fiscalía por expoliar presuntamente el patrimonio de las personas a quienes debía amparar…” De esta manera justificaba la información publicada por el diario El Mundo –periódico que dirige Casimiro García Abadillo-, en la “La Otra Crónica” en su edición del pasado sábado (dos páginas), firmada por los supuestos periodistas Luis F. Durán y Cote Villar, según la cual la Comunidad Autónoma de Madrid se hará cargo de la tutela de Yolanda García Cereceda, casada en Estados Unidos con Jaime Ostos.

Pues si toda la información citada está basada como el párrafo que, textualmente, hemos extractado ni un ápice de credibilidad. Porque en realidad el verdadero y único autor de esa investigación exhaustiva y que se inició en noviembre de 2013 es del Jefe de Investigación de este periódico. Y, efectivamente, tras muchos reportajes contrastados la dirección de Extraconfidencial.com y el propio periodista Juan Luis Galiacho decidieron poner en manos de la Fiscalía Anticorrupción –que derivo el caso a la Fiscalía de Madrid-, toda la documentación por si existiera algún delito o irregularidad en la gestión de esta Fundación dedicada, presuntamente, a la tutela de enfermos de Alzhéimer. Ni que decir tiene que el resto de la información publicada en LOC es un plagio descarado de los distintos reportajes publicados por este periódico.

Llueve sobre mojado: la misma técnica de El País

Ética, ética periodística, esa misma que, desde los distintos medios de Unidad Editorial, exigen en otros ámbitos y sectores de la sociedad española. Predicar con el ejemplo y, si no nos respetamos entre nosotros en esta profesión, ¿quién lo hará Eduardo Inda?: ¿Pablo Iglesias? Porque existe un código deontológico en esta profesión una de cuyas normas -que al menos se enseñaba en primero de carrera-, que establece que siempre hay que citar la procedencia de las informaciones de los medios de los que se ha obtenido. Y es que llueve sobre mojado. Ya el diario El País, tal y como denunciamos en su día, se subió tarde al carro del escándalo de la citada Fundación y en ninguno de sus reportajes se dignó a mencionar ni al autor de la exclusiva ni al medio. Todo un ejemplo de profesionalidad, sin duda.

Para más INRI, el Grupo Unidad Editorial promociona una denominada “Escuela de Periodismo y Comunicación” que lo que más destaca en su publicidad son 3 meses de prácticas garantizadas y la posibilidad de obtener una beca hasta del 50% del importe de la matrícula. Desconocemos quiénes serán los profesores que impartan las asignaturas –hay que recordar que la redacción de El Mundo ha quedado descapitalizada tras la salida de muchos buenos profesionales como consecuencia de las pérdidas que arrastra el Grupo-, pues que Dios pille confesados tanto a los alumnos como a los lectores. Eso sí, las informaciones de Juan Luis Galiacho han obtenido el reconocimiento de los familiares de los afectados, de los lectores y de algunos medios de comunicación que sí citaron las fuentes. Entre ellos, curiosamente, el diario digital dirigido por Jesús Cacho, Vozpopuli.com.