Menú Portada
Mientras, la oposición llega a acuerdos por el bien del club y dará su apoyo al actual presidente interino

El mundo al revés: Calderón pedirá el voto contra Boluda en la asamblea

Marzo 12, 2009

Ramón Calderón ha vuelto al primer plano de la actualidad del Real Madrid, al alinearse con los que van a acudir a la asamblea de compromisarios para no ratificar en el cargo al presidente accidental Vicente Boluda. Al conocerse el pacto entre el principal grupo de oposición y Boluda, el ex presidente ha montado en cólera y por todos los medios tratará de desalojarlo del club. Lo que pasa es que Calderón ha vuelto a no medir bien sus fuerzas.

pq__ramon_calderon_alejandro_agag.jpg

Lo dicho: los pájaros disparando contra las escopetas o el nos hemos vuelto locos todos. Ya llevaba varios días revolviéndose en su asiento por lo que estaba sucediendo, pero su paciencia se ha agotado y Ramón Calderón ha estallado de ira contra los que eran sus compañeros de junta en el Madrid. Ya le sentó fatal la primera declaración de Vicente Boluda en la que dijo que Florentino Pérez había sido uno de los mejores presidentes de la historia del club, pero al conocer que ha pactado con Etica Madridista, sus principales opositores en los dos años y medio de mandato, no ha podido más.
Nos habían contado y no dábamos crédito que Calderón había sido homenajeado por algunas peñas madridistas. Pero todo era posible. Nos cantaron que entre el ex presidente y su hermano Javier, todavía asesor del Real Madrid, había habido más que palabras cuando el letrado se negó a facilitar datos a su hermano por aquello del secreto profesional –debió intervenir en el lance otro familiar-. También nos dijeron que Ramón Calderón seguía informado de todo cuanto sucedía en la planta noble del Santiago Bernabéu, porque sus fieles siguen dentro de la maquinaria. Que a Calderón le enfadó bastante que a su amigo Luis Bárcena se le reclamara que devolviese el finiquito que él mismo le firmó. Y que montó nuevamente en cólera tras conocer el despido de José Bernabéu, el responsable de Peñas, presuntamente por beneficiar con entradas a determinadas peñas para el triste partido de Liverpool.
Con tanto calentamiento –ni la capa de ozono- sólo faltaba una gota para que Calderón explotara. Y al enterarse el miércoles por la noche del acuerdo alcanzado por Boluda con Eduardo Fernández de Blas para hacer más fácil la transición al proceso electoral, la gota desbordó el vaso. Sus amigos de la Comisión de Disciplina, fuera; sus amigos de la junta electoral, fuera; consenso para modificar los estatutos en el voto por correo; y ratificación de Boluda en la presidencia hasta la toma de posesión del nuevo presidente. ¿Alguna puñalada más?
Y Calderón, que aún dice tener un apoyo importante entre socios y compromisarios, ha buscado aliados para ir contra su ex vicepresidente y ahora traidor amigo. En el diario “El Mundo” ya apuntan a que parte de la junta actual le apoya y que el 29 de marzo tratarán de echar a Boluda con sus votos para colocar a un nuevo presidente interino de entre ellos, y atrincherarse en el poder mientras las fuerzas aguanten. Las están calibrando y se apoyan en las cuentas que hace José Bernabéu, quien presume de tener unos cuantos cientos de votos en la asamblea. Sin quererlo se van a encontrar con la suma de los votos de la Plataforma Blanca que tampoco va a ratificarle aunque por motivos distintos.
De repente Boluda tendrá como aliados a los que hasta la semana pasada eran sus principales enemigos. Y sus compañeros de bancada, las fieras que le quieren devorar. El mundo al revés. ¿Quién ganará?