Menú Portada

El Mobile World Congress de Barcelona provoca que los Hoteles de 4 y 5 estrellas incrementen los precios de sus habitaciones hasta casi un 2.000% sin que Ada Colau lo pueda evitar

Febrero 24, 2017
Hoteles MWC

La alcaldesa de Barcelona, la conocida como antidesahucios, no ha abierto la boca de cara a la celebración el próximo fin de semana del Congreso de Telefonía Móvil con motivo del cual se disparan los precios cuando sólo queda un 7% de habitaciones disponibles en todos los Hoteles de la Ciudad Condal. De los que cuentan con habitaciones disponibles, las más caras son las del Hotel Palace, que, de los 308 euros que costaba una habitación a principios del mes de febrero, sube a la friolera de 2.900 euros en las fechas de inauguración del evento

“Cada vez que envías un whatsapp, muere un niño en el Congo”. Lo que podría ser un rancio aforismo condenado a la reiteración en boca de señoras abrumadas por Internet, o uno de los máximos  exponentes del cuñadismo, o una de esas frases vacuas y sin contenido -frases de 0,60-, popularizadas por el hit de Ojete Calor, se ha convertido, penosamente, en una realidad. Cada vez que se fabrica un móvil, se necesita una roca negra llamada coltán, que abunda en el Congo. Para hacerse con el coltán del Congo, que posee el 80% de las reservas mundiales, las grandes empresas tecnológicas deben acudir al país centroafricano por lo que, en cierto modo, se ha regularizado la actividad en estas minas. Sin embargo, quien posee el control de la extracción de este metal preciado son los grupos armados que lo utilizan para financiar guerras, convirtiendo al Congo en uno de los países más pobres del mundo, a pesar de su riqueza.

Eso es lo que quiere poner de relieve el Mobile Social Congress, un Congreso alternativo y paralelo al archiconocido Mobile World Congress (MWC). Es este segundo un Congreso de carácter anual en torno al mundo de la Comunicación Móvil, siendo considerado el más importante en su sector. Se celebra en la Feria de Barcelona durante los días 27 de febrero y 2 de marzo y en él, los principales fabricantes, presentarán sus nuevos modelos para animar el competidísimo mercado de la tecnología móvil.

Además del impacto que tiene la cadena de suministro electrónica en los países en situación de pobreza, como la República Democrática del Congo, el Mobile Social Congress quiere hacer sombra al MWC a través de otras denuncias relacionadas con el impacto social y ambiental de la producción de teléfonos inteligentes.

Pocas habitaciones y precios astronómicos

Sin embargo, la Feria donde se podrán ver modelos como el LG G6, el Nokia P1 o el Moto G5 parece no reparar en los daños colaterales que la tecnología móvil genera en el mundo. Todos ellos están eclipsados por la gran cantidad de dinero que mueve el sector de la telefonía inteligente. Un efecto que se puede ver claramente en el turismo, aunque la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se empeñe en una cruzada contra ello. O no. Sobre este tema, la edil anti deshaucios no ha dicho esta boca es mía.

Los datos son contundentes: un fin de semana normal de febrero, como el pasado del 10 al 12 de febrero, los centros hoteleros de la Ciudad Condal tan sólo disponían de un 21% de habitaciones. Los días de inauguración del World Mobile Congress, del 27 al 28 de febrero, la oferta bajaba a tan sólo el 7%, y esto analizándolo a tres semanas vista del evento, cuanto más se acerquen los días menos hoteles y precios más elevados como podrán comprobar.

Solo hay que ver la fluctuación de precios de los pocos hoteles de entre 4 y 5 estrellas que todavía tienen disponibilidad para esos días, los más importantes del evento, y compararlos con los precios actuales.

Hoteles MWC

En el extremo más bajo se encuentra el Vincci Bit, que, de 55 euros por noche, eleva su coste hasta los 1.150 euros, lo que supone una subida del 1.991%. En el extremo más alto se sitúa el Hotel Palace, que de los 308 euros que cuesta su habitación a día de hoy subiría hasta la friolera de 2.900 euros en las fechas de inauguración del evento, lo que representa un incremento del 842%.

Estudiados estos ocho hoteles -el NH Collection Barcelona Podium, el Vincci Bit, el Vincci Marítimo, el Axel Hotel Barcelona & Urban Spa, el Eurostar Ramblas, el Duquesa de Cardona, el Hotel Barcelona Center y el Hotel Palace-, de media, todos ellos suben el importe de sus habitaciones por encima del 1.100%.

Todo hace indicar que estos precios, como el frenético avance de la tecnología, no dejarán de subir llevando al sector a límites insospechados. Porque la obsolescencia programada parece solo afectar a los terminales que se van quedando atrás en el camino. La tecnología en si no está programada para desaparecer, sino para crecer y devorar todo lo que encuentra a su paso.

Doinel Castro