Menú Portada
Primera cita electoral a nivel nacional del 2015

El ministro del Interior, Fernández Díaz, destina 800.000 euros para la adecuación de espacios y la compra de sobres para las Elecciones Municipales del 24M

Abril 28, 2015

El primer convenio se ocupará de “los servicios necesarios para la adecuación los espacios que acogerán el Centro de Difusión Nacional de resultados” con un coste de 393.214 euros
El segundo, “adquisición y distribución de diverso material electoral con motivo de las Elecciones Locales 2015: Sobres electorales” tendrá un gasto de 390.565,33 euros
El destino de miles de sobres y millones de papeletas no está aún regulado a nivel nacional: en algunos sitios se quema, en otros se recicla y, como excepción, en Andalucía, desde las Elecciones Generales de 2011, se guardan los sobres para siguientes comicios


Un nuevo período electoral acaba de empezar con las Elecciones al Parlamento de Andalucía de este mes de marzo como anticipo. Con comicios en otras 14 Autonomías –sólo Galicia y País Vasco no las celebran-, y las Generales y Municipales a la vuelta de la esquina se puede decir que los españoles se van a pasar el año votando, pero también gastando. Los diferentes gobiernos de distintos colores que han pasado por los órganos de la Administración del Estado han demostrado que todo tipo de trámite genera coste al erario público e ingresos al lobby empresarial. Incluso la democracia, ese tipo de organización social tan vanagloriada, tiene un precio. Pero, ¿hasta dónde están dispuestos a pagar los españoles para definir su futuro? ¿Qué sentido tiene decidir el color del gobierno y ampararse en el sufragio universal cuando al mismo tiempo se coarta la calidad de vida por el tiránico despilfarro?

Tras las elecciones andaluzas de descalabros múltiples y ascenso de los partidos más “chicos”, la maquinaria ya se ha engrasado y el espectáculo debe continuar. Los siguientes en salir a escena son los municipios. El Partido Popular (PP), principal perdedor de los comicios andaluces, confía en el tirón de sus candidatos para lavar una imagen que ha quedado trastocada. Su líder y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está dispuesto a implicarse a fondo en la campaña de las elecciones del próximo 24M para lo que recorrerá España con una intensa agenda de actos. Mientras tanto, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), intenta hacer frente a su proceso de desmembramiento y combustión espontánea con un porcentaje de renovación del 83% en sus listas para las próximas Elecciones, con respecto a los nombres de 2011. Unión, Progreso y Democracia (UPyD), el partido de la muy cuestionada Rosa Díez, acaba de convocar un Congreso extraordinario para decidir su futuro después de las elecciones de mayo. Y por la otra parte del cuadro, Podemos y Ciudadanos aspiran a seguir aprovechando el efecto espuma de su efervescencia aunque a los primeros se les esté agotando el crédito. 

Sobres y central de datos

Hace escasos días, el Gobierno -a través del Consejo de Ministros-, aprobaba el Real Decreto de convocatoria para las elecciones municipales del próximo 24 de Mayo, así como de las elecciones a las asambleas de Ceuta y Melilla. Unas elecciones que sufragará el propio Estado y que coincidirán con las Autonómicas -costeadas por las propias Comunidades-, para continuar más adelante con las Generales.

El gasto para tanta democracia es abusivo. Sin ir más lejos, la Dirección General de Política Interior del Ministerio de Interior, de Jorge Fernández Díaz, se ha dejado cerca de 800.000 euros en los últimos días en los preparativos para la cita con las urnas del 24M. Por un lado, 400.000 euros (393.213,7 euros), han ido destinados a la empresa Mª Dolores Martínez-Vara de Rey, S.A. para pagar “los servicios necesarios para la adecuación los espacios que acogerán el Centro de Difusión Nacional de resultados (CDN) durante la jornada electoral con motivo de las Elecciones Locales del día 24 de mayo de 2015”. ¿Es necesaria esta infraestructura?¿Se gastará de nuevo esta cantidad millonaria en adecuar el Centro de Difusión de Resultados seis meses después?

Por el otro lado, el mismo departamento ha reforzado a la empresa Tompla Industria Internacional del Sobre, S.L. con otros 400.000 euros (390.565,33 euros) para la “adquisición y distribución de diverso material electoral con motivo de las Elecciones Locales 2015: Sobres electorales”.

La punta del iceberg

Este presupuesto es sólo la punta del iceberg de los millones de euros que se tiran en papel todas las elecciones. Cuando se cierren las candidaturas se gastarán millones de euros en papeletas, de las que suelen sobrar más del 80% a pesar de que en las últimas Elecciones se ha racionalizado la impresión de las mismas. Ahora mismo, se imprime un número igual al 70% del censo para las dos candidaturas con mayores resultados, el 60% del censo para las cuatro candidaturas siguientes, el 50% del censo las dos siguientes, 40% del censo las diez que vienen a continuación y el 30% para el resto.

Aun así, al cierre de los colegios electorales sobran millones de papeletas y sobres ¿Y qué se hace con ellas? No existe una norma o ley general que lo regule. En muchas localidades directamente se queman, en otras se llevan a empresas de reciclado para otro uso, con lo que el lucro pasa a manos privadas, y en pocos casos se beneficia al ciudadano. Andalucía -desde las Elecciones Generales de 2011-, decidió reutilizar los sobres ¿Por qué no lo hacen todos? El ciudadano no sólo vota, también paga.