Menú Portada
LOS "ANTECEDENTES" POLÍTICOS DEL MINISTRO DE TRABAJO (I)
Celestino Corbacho entregó documentación comprometedora de su propio partido a la oposición

El ministro de Trabajo fue imputado por prevaricación por el TSJC, y absuelto, por aceptar un décimo de Lotería de un constructor que resultó premiado

Mayo 4, 2008

La empresa fue adjudicataria de numerosas concesiones municipales para la realización de obra pública
 
Un extenso dossier sobre su pasado podría ver la luz en las próximas semanas


Ha sido uno de los ministros mejor recibidos por los medios de comunicación, tras su nombramiento por parte de José Luis Rodríguez Zapatero, para encargarse de la cartera de Trabajo e Inmigración. Pero no es oro todo lo que reluce en el currículo de Celestino Corbacho.
El 22 de diciembre de 1995, a Corbacho le tocó la lotería. Catorce millones de las antiguas pesetas e idéntico premio a otras noventa y cinco personas del Ayuntamiento de Hospitalet del Llobregat, entre concejales del Partido Socialista de Cataluña (PSC), cargos de confianza y funcionarios. Los décimos habían sido regalados por Diego Carmona, gerente de la empresa constructora Cooperativa de Construcciones del Baix LLobregat, empresa que, casualmente, había sido adjudicataria en años precedentes de numerosas concesiones municipales para la realización de obra pública. No sólo en Hospitalet. El alcalde fue imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y sus explicaciones resultaron ridículas, “ acepté los décimos porque es una tradición muy arraigada en Navidad”, pero finalmente la causa fue sobreseída.

La venganza se sirve fria

El ex alcalde de L´Hospitalet, Juan Ignacio Pujana, dimitió de su cargo el 12 de mayo de 1994 al conocerse que había sido procesado por un delito de tráfico de influencias. Al día siguiente, el Consistorio eligió al entonces primer teniente de alcalde, Celestino Corbacho. El mismo que se reunía secretamente con algún portavoz de otro partido de la ciudad y le entregaba documentos comprometedores en contra de su propio partido y de su alcalde y “amigo” Ignacio Pujana.
Un tiempo después, ya Ignacio Pujana lejos del poder, se supo que el ex alcalde contrató un detective privado para expiar a concejales de su propio Ayuntamiento, Corbacho incluido. Funcionarios, empresarios y periodistas, forman parte del dossier que Ignacio Pujana, puede que ahora que su “Judas” es ministro de Trabajo e Inmigración no nos extrañaría nada viera la luz.
Hospitalet del LLobregat ha tenido el dudoso honor de ser la primera población española en tener a un político condenado por tráfico de influencias en la historia de la democracia. Socialista, por supuesto. Lo que muy poca gente sabe es que toda esta historia de la corrupción de Juan Ignacio Pujana y el PSC fue desvelada por Celestino Corbacho Chaves.
 

Julio Fernández