Menú Portada
En España más de 2,2 millones de niños y niñas estén por debajo del umbral de la pobreza y por lo tanto, pasan hambre

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, se gasta 25 millones de euros para la alimentación del personal de las Fuerzas Armadas en operaciones en Afganistán o el Líbano

Marzo 31, 2014
pq_927_morenes_libano.jpg

Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar. Así de rotundo se muestra el refranero popular a la hora de recomendar el trabajo propio y desaconsejar los prejuicios. Lejos de seguir los consejos de la cultura más tradicional, el Gobierno central se empecina en meter mano allende sus fronteras, cuando todavía no ha solventado los problemas que le tocan más de cerca.

A finales de febrero y en plena efervescencia del conflicto de las vallas de Ceuta y Melilla, la Subdirección General de Administración Financiera del Estado anunciaba la disposición de casi 8 millones (7.931.878 euros) que estima necesarios para el “servicio de elaboración y reparto de comidas para los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla y Ceuta”. El contrato, estará dividido en dos lotes, uno por cada ciudad autónoma. No empero, esta no es la única misión “internacional” del ejército que cuenta con el patrocinio de Moncloa. En lugar de zanjar el problema de la inmigración en España, el Ministerio de Defensa de Pedro Morenés dirige sus hombres a misiones localizadas en otros continentes.

Particularmente, la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico viene de publicar el anuncio de licitación que regirá el contrato para la  “Alimentación en Operaciones de Mantenimiento de la Paz” por dos ejercicios. Con un presupuesto base cercano a los 25 millones de euros (23.776.330 euros), el importe destinado anualmente a tal fin serán casi 12 millones (11.888.165 euros). Para la adjudicación del convenio, Defensa no pierde ni un minuto al optar por un procedimiento abierto de tramitación urgente.   

Afganistán y Líbano

El lugar de ejecución del contrato serán las diferentes zonas de operación en las que actúen las Fuerzas Armadas. Según el Pliego de Cláusulas Administrativas, “el servicio objeto del presente contrato se efectuará en aquellas zonas geográficas del mundo en las que se encuentren desplegados los diversos Contingentes del Ejército de Tierra (CET) y/o de otro Ejército español cuando así se determine, participantes en Operaciones de Mantenimiento de la Paz o en Situaciones Especiales fuera de este ámbito”.

Para mayor concreción, el pliego establece que “en un futuro próximo” los CET se encontrarán desplegados en las zonas de operaciones de Afganistán (operación ISAF, con un CET integrado por 400 hombres aproximadamente en Herat) y en Líbano (operación L/H, con un CET integrado por 895 hombres aproximadamente, 660 en la Base Cervantes y 235 en diferentes puestos de observación suministrados desde la Base Cervantes). Mientras tanto, en España, más de 2,2 millones de niños y niñas estén por debajo del umbral de la pobreza y por lo tanto, pasan hambre.