Menú Portada
Un informe del BOE no aclara si todas las agrupaciones del sector cuentan con los mismos privilegios

El ministro Caamaño sufraga con más de 46.000 euros las reuniones de dos asociaciones de fiscales

Octubre 12, 2011
pq_922_caamano.jpg

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, a través de la Secretaría de Estado del ministerio que dirige, hizo públicas recientemente las concesiones de las subvenciones destinadas a la financiación de actividades y estudios realizados por asociaciones de fiscales que tengan entre sus objetivos de trabajo la mejora del servicio público de la Justicia de cara a la ciudadanía y, de forma más concreta, las que atesoren una participación activa y centrada en los proyectos de reforma del sistema judicial.

El importe máximo de los créditos que el Ministerio de Justicia pone a disposición de estas asociaciones para que lleven a cabo sus actividades asciende a 46.200 euros,  para el ejercicio 2011.

La Unión Progresista de Fiscales y la Asociación de Fiscales fueron las dos agrupaciones que finalmente recibieron luz verde para acceder a las ayudas estatales, tras presentar las pertinentes solicitudes dentro del plazo establecido por el ministerio y reunir todos los requisitos exigidos, así como la documentación en regla, siguiendo los preceptos marcados por la Administración.

La Secretaría de Estado de Justicia, una vez realizados los trámites de valoración y ponderación establecidos en sus estatutos, siempre según aclara el BOE, decidió conceder a la Unión Progresista de Fiscales la cantidad de 21.000 euros para la celebración de su XXVI Congreso, y otros 25.200 euros a la Asociación de Fiscales para que también llevara a cabo su XVIII Congreso Ordinario. 

Derechos 

Lo que no queda claro tras conocerse esta maniobra del Ministerio de Justicia es si todas las asociaciones del ámbito de la Judicatura cuentan con los mismos privilegios para poner en marcha sus congresos o actos institucionales, y, a pesar de que las dos ´agraciadas´, en principio, tuvieron que pasar una serie de filtros para, finalmente, poder acceder a tan suculentas ayudas económicas, el documento del BOE indica que no hubo otras agrupaciones que se postularon para, al menos, entrar en la puja que les permitiese ser igualmente beneficiadas.