Menú Portada
Desde el año de 2007 se cobra por el duplicado de los Documentos Nacional de Identidad robados

El Ministerio del Interior recaudó 2,89 millones por la expedición de DNI sustraídos en 2011

Noviembre 12, 2012

Se modificó la ordenación de 1978 por la que no había que pagar ninguna tasa en la obtención de un duplicado por sustracción
La razón para adoptar esta medida fue unificar la tasa para que se pudiera realizar el pago mediante abono bancarioy, aunque no se pudo realizar este punto, si se mantuvo el cobro
La Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana permite sancionar la negligencia en la custodia o conservación del documento tras la tercera renovación con una falta leve que puede suponer una multa de 500 euros
En la actualidad se están estudiando sistemas para la expedición automática del DNI en renovación en donde captura fotográfica se realizaría de forma automática en las comisarías

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;
mso-bidi-“Times New Roman”;}


Esta semana, la Agencia de Protección de Datos (AEPD) ha propuesto al Gobierno incorporar al DNI electrónico de los menores de 14 años un certificado de autenticación, que no es el de firma, con el fin de poder verificar su edad y evitar así que se registren en las redes sociales sin el consentimiento de sus padres. Esta iniciativa anunciada por el director de la AEPD, José Luis Rodríguez, podría parecer razonable si no fuera por que la legislación actual obliga a obtener el DNI sólo a partir de los 14 años, y que iniciativas como las de algunas aerolíneas Low Cost de exigir este documento a menores en vuelos nacionales ha sido denunciada como ilegal.

Lo cierto es que si esta medida finalmente se aprueba, serán muchos niños los que pidan a sus padres tener el DNI para poder acceder a redes como Tuenti y Facebook, y supondrá un nuevo ingreso por la expedición de este documento, que ya manejan cifras más que importantes, 6.768.051 documentos expedidos en 2011 que supusieron 62.127.660,90 euros, según datos proporcionados a este periódico fuentes consultadas del Ministerio del Interior.

Cambio de legislación a favor de la Administración

Pero de toda esta cantidad, no toda proviene de nuevos documentos o de renovaciones, sino que 289.567 DNI son duplicados por sustracción, una  cantidad que supuso 2.895.670 euros de recaudación por tasas, una cantidad que no se recaudaba hasta que en el año 2007, estando en el Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero se cambió la legislación. Con la promulgación de la Ley 11/2007, de 22 de junio, se modificó la Ley 84/1978, de 28 de diciembre, reguladora de la tasa por expedición del DNI, por la cual se pasaba de no pagar nada si el DNI era sustraído y se renunciaba el hurto o el robo a pagarlo.

Según ha indicado el propio Ministerio del Interior el motivo por el que se adoptó esta medida estuvo en el hecho de “unificar” las tasas que gravaban la expedición del DNI ya que se realizaron actuaciones para conseguir que esta tasa se realizase mediante abono bancario, pero esta actuación no se plasmo y se sigue teniendo que pagar en efectivo la tasa correspondiente, pero tampoco se dio marcha atrás y el ciudadano asume el coste. No obstante desde Interior afirman al suprimirse la tasa con recargo, también vigente hasta entonces en los casos de extravío o deterioro del DNI, la recaudación por tramitación de este documento no ha experimentado cambios relevantes, pero si hay un cambio significativo, se iguala a la víctima de un robo con el que hace una mala custodia de su DNI.

Las consecuencias de esta medida

La primera de las consecuencias de esta medida es que aumentan las veces que tenemos que pasar para obtener nuestro DNI. Si antes al obtenerlo tras la pérdida o sustracción volvíamos a tener un documento que caducaría en 5 o 10 años, desde hace 7 ejercicios no es así. El artículo 8 del Real Decreto 1553/2005, por el que se regula el DNI estableció que en los supuestos de sustracción, extravío, deterioro o destrucción del DNI lo que se emite es un duplicado del documento sustituido, y en consecuencia, con la validez limitada a la de éste, salvo que se halle dentro de los últimos 90 días de su caducidad. Por lo tanto, si a un DNI le queda un año de vigencia y es sustraído, el nuevo tendrá una validez de un año.

La segunda es el riesgo de tener una multa. Aunque no existe en la normativa vigente relacionada con la expedición del DNI ningún tipo de sanción por el extravío o sustracción del mismo, la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana sanciona la negligencia en la custodia o conservación del documento. Una sanción que la gestiona la Delegación o Subdelegación del Gobierno correspondiente y considerada de carácter leve puede suponer un pago de 500 euros.

Y la tercera está en una posible distorsión en las estadísticas de robo ¿Por qué perder el tiempo en una denuncia por hurto si voy a pagar lo mismo? Los número también facilitados por Interior son más que relevantes desde la entrada en vigor de la nueva norma reguladora de la tasa, el número de hurtos ha descendido en un 15% aproximadamente hay que tener en cuenta que el número de tramitaciones por extravío se ha incrementado en un 14%.

¿Cambios en la gestión de fotografías?

En el año 2000, la Comisión creada para la puesta en marcha del DNI electrónico estudió la posibilidad de que en las mismas oficinas de documentación se obtuviera la correspondiente imagen fotográfica del ciudadano que se presentaba para la tramitación de su documentación. Los problemas técnicos que en aquella época existían, mas la queja de las asociaciones profesionales de fotógrafos, aconsejó el mantener el sistema de entrega de la imagen fotográfica en papel. En la actualidad se están estudiando sistemas para la expedición automática de DNIs en renovación, en donde la citada captura se realizaría de forma automática. Con un sector del revelado fotográfico en crisis por los cambios que ha traído la fotografía digital, si pierden las fotos que hay que realizar para la renovación (que es la mayoría de las operaciones) supondría un duro golpe económico para miles de profesionales. ¿Se cobraría por ello? En definitiva unas medidas pasadas, presentes y futuras con las que ha ganado la Administración.