Menú Portada
En plena crisis, incrementa la partida en un 22% respecto al año anterior

El Ministerio de Trabajo concede 3,7 millones de euros para el retorno de personas inmigrantes

Julio 10, 2012

Se paga todos los gastos de desplazamiento, incluido hotel y manutención, desde la localidad de origen a la de destino, incluyendo a familiares de hasta segundo grado de afinidad

Para acceder,  tan sólo no pueden volver a realizar actividades laborales en tres años en España y comprometerse a remitir la tarjeta de embarque

Entre las ayudas está, una aportación de 400 euros por persona hasta un máximo de 1.600 euros por unidad familiar, para cubrir la primera instalación en el país de procedencia

Parte de las ayudas, son cofinanciadas por el Fondo Europeo para el Retorno hasta en un 75%


España entra en unos días decisivos, entre este miércoles y el Consejo de Ministros del viernes, conoceremos los detalles del nuevo plan de ajuste con el que no sólo se busca conseguir cumplir los nuevos objetivos del déficit revisados, sino también es más que presumiblemente el último cartucho del ejecutivo de Mariano Rajoy, para evitar la intervención de nuestra economía por parte de la Unión Europea.

De momento sabemos que afectará al IVA, como ya adelantó el lunes Cristóbal Montoro, pero sin concretar si sólo afectará a una reordenación de tipos de muchos productos, que pasarían de 4% y del 8% al 18%, o si habrá una subida general. Del resto, queda por saberlo todo, si afectará a las desgravaciones de vivienda, empleados públicos, cálculo de pensiones o prestaciones por desempleo, que como informó extraconfidencial.com, cuesta 28.805 millones de euros al año, o lo que es lo mismo 100 euros por cada español.

Más paro, más importe

Es por ello, que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social será uno de los que presumiblemente sufran recortes más importantes, que no sabemos si afectará a las ayudas para el retorno voluntario de inmigrantes que concede a través de la Dirección General de Migraciones. De momento, en la última resolución, con fecha 4 de julio, se ha elevado su importe en un 22% respecto a anteriores convocatorias, pasando de los 3 millones a los 3,7 millones.

Estas ayudas están destinadas a inmigrantes que se encuentren en situación de vulnerabilidad por estar en riesgo de exclusión social, por tener necesidades específicas, por pertenecer a un colectivo de riesgo o por sus condiciones especiales. Todo ello con la intención de alcanzar un doble objetivo, garantizar el retorno digno de las personas y favorecer su reasentamiento en la sociedad de la que partieron, y tan sólo habiendo residido seis meses en España. Aunque este año hay otra novedad, el “programa de retorno voluntario productivo cofinanciado por el fondo europeo para el retorno”.  A través de esta nueva iniciativa, se busca la reintegración de personas extranjeras extracomunitarias, de forma viable y sostenible a sus países de procedencia, realizando un seguimiento individualizado posterior, ya que, se intenta favorecer el trabajo en red, tanto entre organismos y entidades que trabajen este tipo de programas en España, como entre otras entidades y organizaciones ubicadas en los países de procedencia.

Abono anticipado de la prestación de desempleo

Pero esto no es lo único, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, aprobó hace casi cuatro años el Real Decreto-ley 4/2008, de 19 de septiembre, sobre abono acumulado y de forma anticipada de la prestación contributiva por desempleo a trabajadores extranjeros no comunitarios que retornen voluntariamente a sus países de origen. En este, se establece, que para facilitar el retorno voluntario a su país de origen a los trabajadores extranjeros desempleados, el Servicio Público de Empleo Estatal podrá abonar a aquéllos, anticipadamente y de forma acumulada, en dos veces, el importe de la prestación contributiva por desempleo a que tuviesen derecho.

Una situación que choca con la realidad de muchos españoles, ya que por ejemplo, si un emprendedor quiere generar riqueza capitalizando su prestación, le abonaran tan sólo un 60% y el resto se lo descontarán en las cotizaciones sociales.

También subvenciones de ida y vuelta

Pero además de esta gran ventaja, de acuerdo con lo previsto en el artículo 1 de la Orden TAS/1043/2007, de 18 de abril, se establecieron las bases reguladoras para la concesión de subvenciones del área de integración de los inmigrantes, solicitantes de asilo y otras personas con protección internacional, para poder efectuar la correspondiente convocatoria y la determinación de los programas de retorno voluntario que podrán ser objeto de financiación, y sus requisitos.

Todo ello se ha concretado en una subvención de una cuantía máxima de 3.000.000 de euros que se financiará con cargo al crédito presupuestario “Ayudas para el retorno voluntario de inmigrantes”.

Para ello el inmigrante tan sólo tiene que comprometerse a no retornar a España en el plazo de tres años a partir del momento de su salida, para realizar una actividad lucrativa o profesional por cuenta propia o ajena, y “comprometerse” a remitir las tarjetas de embarque a la entidad que gestionó su retorno. A cambio de eso recibirán:

• El pago del billete de retorno a su país de procedencia desde el lugar de su domicilio en España, para el interesado y sus familiares hasta segundo grado de afinidad y consanguinidad y en caso necesario incluso el abono de los gastos de desplazamiento en España desde su lugar de residencia hasta el punto de salida incluyendo el abono de los gastos de alojamiento de una noche por motivos de tránsito.

• Entrega de un dinero de bolsillo de 50 euros por persona hasta un máximo de 400 euros por unidad familiar, para facilitar la manutención durante el transcurso del viaje desde su lugar de residencia hasta el punto de salida.

• Gestión de una ayuda económica adicional de 400 euros por persona hasta un máximo de 1.600 euros por unidad familiar, como ayuda a su primera instalación en el país de procedencia.

• En caso de tener que cubrir el transporte desde la localidad de llegada al destino final en su país de procedencia, esta ayuda podrá aumentarse hasta 100 euros por persona con un límite máximo de 600 euros por unidad familiar.

• Gastos imprevistos de medicamentos u otros debidamente justificados por el solicitante e informados positivamente por la entidad que gestiona el retorno.

¿Seguirá siendo tan beneficioso si hay una reducción el tiempo máximo de cobro de prestaciones? Sin duda, las nuevas medidas marcarán un antes y un después en todo tipo de ayudas y subvenciones.