Menú Portada
Mientras la Comunidad de Madrid elimina esta dotación a partidos políticos y sindicatos

El Ministerio de Trabajo concede 11,1 millones en subvenciones para la actividad de las organizaciones sindicales

Junio 11, 2012

 

pq_923_banez-sindicalistas.jpg

Después de continuos desmentidos, este sábado, España pidió formalmente al Eurogrupo ayuda por 100.000 millones de euros para rescatar al sector financiero. Un rescate, que si bien no implica cambios en las condiciones macroeconómicas, si tiene un coste y por tanto supone una nueva vuelta de tuerca a los ajustes que ya estamos sufriendo. El propio Mariano Rajoy, en la rueda de prensa de este domingo, ha vuelto a afirmar su compromiso por la reducción del déficit como pieza clave para recibir esta ayuda y conseguir la salida de la crisis económica.

En este sentido, la Comunidad de Madrid ha dado un paso más con la eliminación de las subvenciones a partidos, patronal y sindicatos. Así, con esta decisión anunciada por Esperanza Aguirre el pasado jueves tras la reunión del Consejo de Gobierno, se ahorrará 3,9 millones de euros, de los cuales 1,2 millones corresponden solamente al pago del alquiler de los locales, que ahora tendrán que ser asumidos por cada formación.

Millones para pagar la actividad sindical

Mientras tanto, en el mismo día del rescate financiero, el BOE publica la convocatoria del Ministerio de Trabajo para la concesión de subvenciones a las Organizaciones Sindicales en proporción a su representatividad por la realización de actividades de carácter sindical, definidas tales como “la realización de cualquier tipo de actividad sindical dirigida a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales de los trabajadores”.

La cuantía total máxima de estas subvenciones será de 11.104.860 euros, en todo caso condicionado a la “existencia de crédito suficiente en el momento de la resolución de la concesión”. Esta cantidad se distribuirá, entre todas las organizaciones solicitantes que cumplan los requisitos exigidos, proporcionalmente al número de representantes que hayan obtenido en las elecciones sindicales, y conforme a los resultados vigentes a 1 de enero de este año.

Y es que a pesar de la crisis, y los recortes, los sindicatos siguen disfrutando de una posición privilegiada, nada acorde a los tiempos en los que vivimos.