Menú Portada
Mientras que la tasa de desempleo de este grupo de población supera el 57%

El Ministerio de Sanidad destina más de 4 millones de euros a la realización de actividades juveniles

Mayo 14, 2013

Estas ayudas, con financiación de la Comisión Europea, se reparten entre casi 300 asociaciones juveniles en el momento más crítico de la economía española

pq_931_mato-an.jpg

El dato se rumiaba entre el populacho en cualquier esquina con algún tipo de manifestación social. Los medios de masas nacionales promulgaban a los cuatro vientos lo que sería el extra ni de la semana, ni del mes, ni del año, sino de toda una legislatura. La Encuesta de Población Activa del primer trimestre de 2013 arrojaba allá por el ecuador de abril la cifra que todos temían: más de 6 millones de parados. En concreto, España alcanzaba su máximo histórico con 6.202.700 parados, o lo que es lo mismo un 27,16%.

Los datos dicen que esta sangría ocupacional a la que se está viendo sometida España, ya no comprende de edades, no ataca a un colectivo en particular y golpea indiscriminadamente a la práctica totalidad de los hogares españoles, 583.700 domicilios cerraron el 2012 sin recibir ningún tipo de ingresos. Sin embargo, si con algún sector se ceba la problemática del paro es con la juventud. La tasa de paro comprendida entre los jóvenes es del 57%. Unos jóvenes que cada día se encuentran más a la deriva y sin ningún tipo de bote salvavidas al que aferrarse. Ni subvenciones, ni becas, ni oposiciones, ni creación de empleo. Ni desde Madrid, ni desde Bruselas.

Subvenciones para “distraer” la realidad

Ahora, es el Gobierno Central y la Comunidad Europea quienes merecen cierta llamada de atención. El Gobierno Central, a través de Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad emitía el pasado 30 de abril la resolución del Instituto de la Juventud por la que se publican las ayudas concedidas para la realización de actividades financiadas por la Comisión Europea en el marco del Programa “La Juventud en Acción”. En total, más de 4 millones de euros destinados a asociaciones juveniles y socioculturales, para el recreo y el ocio de adolescentes, scouts e intrépidos aventureros. Justo en el momento en el que se confirma la mayor crisis laboral del país en toda su historia. 

En concreto, siete grandes epígrafes se reparten los 4.021.915 euros destinados a la dinamización lúdica de los jóvenes españoles -de entre los cuales solo tienen empleo 43 de cada 100-. Casi 300 asociaciones engordan sus arcas gracias a las partidas recibidas en concepto de ‘Intercambios juveniles’ (1.278.412 euros); ‘Iniciativas Juveniles’ (452.856 euros); ‘Proyectos de democracia participativa’ (184.153 euros); ‘Servicio Voluntario Europeo’ (1.201.279 euros); ‘Cooperación con países vecinos de la Unión Europea’ (579.201 euros); ‘Sistemas de apoyo a la juventud (Formación y conexión en red)’ (280.855 euros); y ‘Encuentros de jóvenes y responsables de las políticas de juventud’ (210.899 euros).

Allá por el Siglo de Oro, cuando corrían tiempos más lustrosos para la nación, Francisco de Quevedo resumía que “el ocio es la pérdida del salario”. Una vez más, los grandes gobiernos europeos se empeñan en construir la casa por el tejado y dar a la ciudadanía motivos para el disfrute antes que ingresos para mejorar su calidad de vida.

J.P.