Menú Portada
Al tiempo, Proyecto Hombre asegura que el consumo de heroína esnifada aumenta en España

El Ministerio de Sanidad de Ana Mato destinó 142.000 euros a CCOO y UGT en 2013 para la lucha contra la drogodependencia en plena crisis sindical

Enero 10, 2014

Comisiones Obreras se hizo con una partida de 70.000 euros mientras que la Unión General de Trabajadores recibió 72.000 euros siendo 52.000 para su Federación de Trabajadores de la Enseñanza  

Este importe comporta el 4,7% de todas las ayudas concedidas a un total de 59 entidades

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


El pasado 2 de enero, Proyecto Hombre daba a conocer unos datos escalofriantes, con motivo de la muerte de una joven francesa de 25 años en Madrid tras consumir heroína esnifada. Las estadísticas de la asociación española arrojan que el consumo de esta droga por vía nasal aumenta en España, aunque es minoritario, situándose en el 5%, mientras que se calcula que inyectada ronda el 20%; fumada, el más habitual, el 60%; y combinando estos dos últimos, el 15%. Ante el inevitable peso de estos dígitos, parece que las estrategias de las entidades españolas en nombre de la lucha contra la drogadicción ha de pasar por una ardua inspección en aras de conseguir definitivamente su objetivo: disminuir al máximo el consumo de drogas y alcohol en España.

Para ello, las multas y la educación parecen un pilar fundamental. Según datos recabados por el 061, las intoxicaciones etílicas graves en menores de 14 años cayeron un 76% en Galicia entre los años 2000 y 2012, siendo éstos los dos motivos fundamentales que atribuye Sanidad a la bajada del porcentaje. El Gobierno Central opta por cultivar otra vía: la de subvenciones directas a las asociaciones que luchan contra la drogadicción, desgraciadamente sin obtener el mismo resultado. De este modo, el primer día del año 2014, el BOE publicaba la resolución del Ministerio de Sanidad “por la que se publican las ayudas a entidades privadas sin fines de lucro y de ámbito estatal, con cargo al Fondo de Bienes decomisados por tráfico ilícito de drogas y otros delitos relacionados, en aplicación de la Ley 17/2003, de 29 de mayo, para la realización de programas supracomunitarios sobre drogodependencias en el año 2013”. En total han sido tres millones de euros que han beneficiado a 59 entidades, y de los cuales se desconoce todavía su rentabilidad.

Como no podía ser de otro modo, los grandes sindicatos del país sacan la cabeza en esta orden de ayudas. En plena crisis sindical, los órganos de representación de los trabajadores siguen acogiéndose a una cantidad innumerable de líneas de apoyo financiero que revisten unas cuentas flaqueadas por su mala gestión. El error no es tanto de los sindicatos como del Gobierno, quien parece tener manga ancha a la hora de beneficiar a la dupla sindical española por antonomasia. En esta ocasión, CCOO se ha llevado la nada desdeñable cantidad de 70.000 euros (una de las partidas más elevadas de la resolución) que ha empleado para desarrollar ‘Acciones de formación y reciclaje’ (20.000 euros) así como la ‘Campaña de prevención contra el uso inadecuado de alcohol y otras drogas en el sector agroalimentario’ (50.000 euros).

Para no perder comba, UGT se hace con una cifra similar: 72.000 euros para dos de sus asociaciones. Por un lado, la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de la UGT se hizo con 20.000 euros en ‘Centros libres de alcohol y otras drogas’. Por otro, la propia Unión General de Trabajadores recibe 52.000 euros que aplicará a sus programas para las buenas prácticas en materia de drogodependencias y adicciones en centros de trabajo (12.000 euros) y la campaña de prevención contra el uso inadecuado de alcohol y otras drogas en el sector (40.000 euros).

Tres millones para 59 entidades

En total son 59 asociaciones las que se ven beneficiadas por esta nueva línea de ayudas del Ministerio de Sanidad. Los tres millones de euros que soportan las subvenciones se han distribuido de modo irregular entre las distintas entidades con importes que fluctúan desde la más alta: los 176.000 euros que recibe Proyecto Hombre divididos entre su campaña de sensibilización en prevención en el ámbito laboral y familiar (32.000 euros), implantación plan de calidad bajo norma ISO 9001:2008 (10.000 euros), ‘Juego de llaves: revisión y actualización del programa de prevención escolar “entretodos”. Segundo ciclo de secundaria: 3º y 5º’ (32.000 euros), mejora de la prevención en el ámbito laboral (5.000 euros), observatorio Proyecto Hombre sobre el perfil del drogodependiente. Informe 2013 (32.000 euros), Revista Proyecto: edición especializada en el ámbito de las drogodependencias y la prevención (30.000 euros), y las XVI Jornadas Nacionales Asociación Proyecto Hombre: Nuevos modelos de intervención en adicciones (35.000 euros); hasta la más baja: 12.000 euros para la Asociación de Entidades con Centros de Día de Dependencias – ASECEDI para financiar su programa de formación para profesionales sociosanitarios en nuevas masculinidades: ‘Hacia el aprendizaje de un lenguaje no sexista’.

Una subvención exigua que tiene un importe incluso menor que alguna de las subpartidas que las grandes asociaciones se han llevado para financiar algunos de sus programas. Entre éstas también destaca la Asociación Deporte y Vida con 140.000 euros, la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción con 136.000 euros o la Unión Española de Asociaciones y Entidades de atención al Drogodependiente con 115.000 euros.