Menú Portada
Subvenciones concedidas en las áreas de servicios sociales, familias e infancia, correspondientes al año 2012

El Ministerio de Sanidad de Ana Mato destina cerca de medio millón de euros al colectivo gitano mientras éstos claman contra el uso de las “diferencias culturales”

Abril 4, 2013

En el marco de la misma resolución el Gobierno concede más de 5 millones de euros a asociaciones del ámbito familiar mientras dificultan las relaciones entre padres e hijos

pq_929_ana-mato.jpg

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad viene de publicar la resolución del 28 de febrero de 2013 por la que se publican las subvenciones concedidas en las áreas de servicios sociales, familias e infancia, correspondientes al año 2012. En total, en el anexo de las ayudas figuran 23 asociaciones que se reparten la cuantiosa suma de más de 5 millones de euros (5.069.310 euros), siendo la partida más abultada de 1.789.006 euros a ‘Cáritas Española’ y la más exigua de unos 10.000 euros, a la ‘Plataforma Khetané del Movimiento Asociativo Gitano del Estado Español’. No obstante el pueblo calé es uno de los más beneficiados, pues la cartera de Sanidad destina a sus gentes una cantidad próxima a los 400.000 euros (387.561 euros) repartida entre cuatro entidades: ‘Asociación de Enseñantes con Gitanos’, ‘Asociación Nacional Presencia Gitana’, ‘Fundación Secretariado Gitano’ y la ya nombrada ‘Plataforma Khetané del Movimiento Asociativo Gitano del Estado Español’.

El Ministerio de Sanidad ha decidido implementar estas ayudas en uno de los años más controvertidos para la colectividad gitana desde los inicios del siglo XV cuando en España se comenzaban a aprobar las primeras pragmáticas antiziganistas. El problema parece radicar en la emisión del programa ‘Palabra de gitano’ un producto de Mediaset y colocado en la parrilla de Cuatro en horario prime time desde el pasado 10 de febrero. Ya por aquel entonces, varias organizaciones declaraban abiertamente que su contenido es “humillante” y está “cargado de estereotipos sobre la comunidad gitana”, pidiendo en consecuencia su retirada. La asociación que encabeza tal revuelta es la Federación Andaluza de Mujeres Gitanas (FAKALI) que ya ha reunido más de 4.000 firmas para que Mediaset retire su programa televisivo. En la carta enviada a la cúpula directiva de la productora italiana, se pueden leer argumentaciones como: “el daño que produce toda esta maquinaria propagandística desde una visión esencializada y sensacionalista nos perjudica enormemente”. Además inciden en que “es una utilización manipulada de las diferencias culturales como una realidad inmutable y antagónica, cargada de ideas estereotipadas y lamentablemente sexista, donde se vende a la mujer como un objeto al servicio del hombre, entre otras ideas totalmente inciertas”. 

Medidas contradictorias

Y es que las medidas del Ministerio no parecen las más acertadas y se contextualizan en un sinfín de paradojas y contradicciones. En la propia disposición publicada en el Boletín Oficial del Estado nos encontramos con otras ayudas en conceptos del tipo de inclusión social, lucha contra la exclusión, defensa de los grupos más vulnerables o mantenimiento de la estructura familiar de todo género. Sin embargo la gran mayoría de medidas del Partido Popular aprobadas desde el inicio de la nueva legislatura parecen resquebrajar las funciones básicas de la organización microsocial por excelencia y clave en nuestra realidad cultural: la familia. No existe ninguna prima a la maternidad desde la retirada del polémico cheque bebé, las tasas de guarderías o comedores suben hasta cotas inalcanzables para las familias de clase media baja, se retira del calendario un festivo de tamaña importancia como el 19 de marzo –día del Padre- o se aumenta la apertura de horarios comerciales –cercenando la libertad horaria- imposibilitando que los padres puedan dedicar más tiempo a sus hijos.

JP