Menú Portada

El Ministerio de Sanidad de Alfonso Alonso se niega a proporcionar las cuentas anuales de FACUA a pesar de las obligaciones que impone la Ley de Transparencia y se ampara que han sido trasladadas a “los órganos competentes” (VI)

Junio 23, 2016
ruben sanchez ministerio

Todo lo que rodea a FACUA es un misterio algo más que sospechoso que, algún día, alguna autoridad judicial debería investigar. El pasado 13 de mayo, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de Alfonso Alonso publicaba la resolución por la que se convocaban las subvenciones para las Asociaciones de Consumidores y Usuarios, de ámbito estatal, destinadas a promover el asociacionismo de consumo y a la realización de actividades de información, defensa y protección de los derechos de los consumidores, para el ejercicio 2016.

Esta convocatoria es más que importante ya que se reparte mucho dinero y entre muy pocos. En concreto, en el pasado ejercicio, el correspondiente al 2015, la cuantía se elevó hasta los 2.319.291 euros, distribuidos entre tan sólo siete Asociaciones. De esta cuantía, tal y como informa FACUA en su mal llamada Memoria Anual 2015, esta asociación recibió 242.969,60 euros, algo más del 10% del total. Pero lo más importante, siempre y teniendo en cuenta la distribución de ingresos de la que informa la organización de Rubén Sánchez supone el 34,85% del total de retribuciones que recibe la mencionada Asociación.

El Ministerio de Sanidad se niega a proporcionar las cuentas de FACUA

Extraconfidencial.com se dirigió a FACUA para conocer más detalles sobre los Convenios de Concertación que ha tenido en vigor hasta el año 2015 con empresas y Asociaciones profesionales y empresariales con ánimo de lucro y desde el departamento de Comunicación de la misma nos señalaron que habían “cumplido la obligación establecida en el RD Legislativo de informar al Ministerio de Sanidad de la firma de dichos Convenios y le hemos enviado copia de los mismos, al igual que nuestras cuentas anuales”.

Tras esta respuesta nos dirigimos al Gabinete de prensa del Ministerio de Sanidad el cual, sorprendentemente, nos contestó que “no tenemos esta documentación ni podemos disponer de ella, ya que, según la Ley de Subvenciones,  los datos, informes o antecedentes obtenidos en el ejercicio de dicho control (financiero), sólo podrán utilizarse… para poner en conocimiento de los órganos competentes”.

Una respuesta asombrosa ya que la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y buen gobierno en su artículo 3, y aprobada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy,  obliga a informar sobre las “entidades privadas que perciban durante el período de un año ayudas o subvenciones públicas en una cuantía superior a 100.000 euros o cuando al menos el 40% del total de sus ingresos anuales tengan carácter de ayuda o subvención pública, siempre que alcancen como mínimo la cantidad de 5.000 euros.”

Aunque no cumple el segundo punto, ya que como hemos señalado suponen el 34,85% del total de sus ingresos, sí con creces el primero, al superar ampliamente los 100.000 euros que establece como límite la Ley. Por todo ello, desde Extraconfidencial.com ya se ha realizado solicitud por escrito de acceso a esta información al Consejo Transparencia y Buen Gobierno. Una petición que, dada la “celeridad” de este Organismo en sus respuestas, puede tardar meses.

Las subvenciones del Ministerio de Sanidad en entredicho

Esta negativa coincide en el momento en el que las subvenciones del Ministerio de Sanidad están más en entredicho que nunca. Hace apenas seis días, el Juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz solicitó al Ministerio de Sanidad toda la información de la que dispongan sobre las subvenciones concedidas a Ausbanc Empresas y Ausbanc Consumo desde el año 2004 hasta la actualidad.

En su providencia, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 libra mandamiento al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad  “para que pongan a disposición de la unidad policial investigadora toda la información relativa a las subvenciones y convenios en los que hayan participado las asociaciones (de Ausbanc), incluyendo la convocatoria de las mismas”. Un golpe de flotación a unas subvenciones que, como podrán comprobar en sucesivas ediciones, han sido ya cuestionadas por el Tribunal de Cuentas y que el Ministerio de Sanidad sospechosamente oculta. Si son subvenciones que se pagan con los impuestos de todos los ciudadanos, ¿por qué no informar?