Menú Portada
Adjudicación del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación

El Ministerio de Industria de José Manuel Soria destina 195.000 euros en conocer la “e-confianza” de los españoles

Octubre 3, 2013
pq_937_Jose-Manuel-Soria.jpg

Días después de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado queda claro que por mucho que se empeñen en venderlos como los “Presupuestos de la recuperación” el panorama no deja de ser desalentador: Inversión pública en caída libre, déficit que llega al 100% del PIB y mínima creación de empleo. Con todo ello, Cristóbal Montoro, insiste en su mensaje: “no hay más dinero”, pero la realidad muestra como se siguen destinando partidas importantes a gastos que parecen superfluos.

Uno de los últimos ejemplos lo tenemos en el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) dependiente del Ministerio de Industria y Turismo que dirige José Manuel Soria. Este organismo se encarga de promover servicios en el ámbito de la ciberseguridad, trabajando en la protección de la privacidad de los usuarios. También realiza proyectos de investigación y coordina y colabora con otras entidades, tanto públicas como privadas en el ámbito de la ciberseguridad.

Un estudio a precio de oro

Para ello acaba de licitar la realización del “Estudio sobre la seguridad de la información y la e-confianza de los hogares españoles” que analiza la seguridad de Internet y la confianza que los usuarios depositan en este canal y en los diferentes servicios que se prestan a través de él. El próximo estudio se ha adjudicado por un precio de 195.000 euros a la empresa Hispasec Sistemas SL, por resultar la empresa que presentó “la oferta económicamente más ventajosa”.

Todo ello para realizar un panel de más de 3.500 usuarios en el que se sacan conclusiones tan obvias cómo que las medidas de seguridad más utilizadas continúan siendo los programas antivirus seguidos de las contraseñas y los cortafuegos. Mientras se mide si se utiliza o no un antivirus, el consumo sigue por los suelos, algo que subiría si aumenta el crédito, empleo y en definitiva la confianza, un concepto distinto a la “e-confianza” que mide el Ministerio de Industria.