Menú Portada
Mientras arresta al presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) por defender que se eliminaran "gastos superfluos"

El Ministerio de Defensa de Pedro Morenés destina 500.000 euros al año para la campaña de proximidad de las Fuerzas Armadas

Abril 28, 2013

Se trata de “acercar la imagen de las Fuerzas Armadas a la sociedad, favoreciendo su cercanía a la sociedad a la que sirve y aumentando el conocimiento que la misma tiene de las labores y misiones que realizan, favoreciendo a su vez la captación y ocupación de las plazas en las FAS”
Este gasto se contradice con el recorte del presupuesto de este departamento cifrado en 380 millones de euros, un 6% con respecto al 2012
Muchos militares no se explican esta “inversión”, cuando ya se tiene bastante difusión con la retransmisión televisiva del Día de las Fuerzas Armadas que realiza TVE de forma gratuita

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


El próximo 20 de mayo se cumplirán 18 meses de la victoria de Mariano Rajoy en las elecciones generales. En este corto periodo de tiempo se han solucionado pocos de los graves problemas económicos que sufre nuestra economía, más bien lo contrario: hemos entrado en recesión económica y el paro se ha disparado hasta superar el 27% con medidas como las anunciadas en el último Consejo de Ministros del día 26 de abril que siguen centrándose en la reducción del déficit público con  más subidas de impuestos y recortes. Por todo ello, Rajoy ha conseguido en tiempo record que ya sean pocos los colectivos que no se hayan manifestado en contra de sus políticas, y el último fin de semana ha logrado que se una otro más, el de los militares.

Este pasado sábado, miembros de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), se concentraron ante la sede del Ministerio de Defensa dirigido por Pedro Morenés para protestar por el arresto de su presidente, el subteniente Jorge Bravo, “represaliado por hacer uso de su libertad de expresión” pidiendo “un régimen disciplinario digno” que no cercene este derecho de los “ciudadanos de uniforme“. El acto fue apoyado por otras organizaciones como la Asociación de Militares de Tropa y Marinería (AMTM), la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y el Sindicato Unificado de Policías (SUP), así como Democracia Real YA y el Movimiento contra la Intolerancia.

Jorge Bravo, se encuentra cumpliendo un arresto de un mes y un día desde el pasado 3 de abril por criticar los recortes en Defensa ante los medios de comunicación. Después de que el Gobierno decidiera eliminar la paga extra de los funcionarios, el presidente de AUME defendió que si se eliminaran “gastos superfluos” como festejos y actos públicos, se podrían evitar otros recortes en retribuciones a los militares. Unas declaraciones que el Ejercito de Tierra consideró “una conducta pluriofensiva“, cuando los hechos parecen refrendar las palabras de Jorge Bravo.

Gastos para autobombo

Mientras todo esto sucedía, el pasado 16 de abril se publicó la adjudicación de un nuevo concurso licitado por el Ministerio de Defensa, pero en este caso no era la compra, mejora o actualización de material sino la “creatividad para la campaña de proximidad de las Fuerzas Armadas, reconocimiento y captación”. Por este contrato se pagarán 413.224,14 euros antes de impuestos -500.000 euros si le sumamos el IVA-, a la empresa Alcandora Publicidad S.L., que lo ha conseguido sin ningún ahorro sobre el presupuesto inicial de este concurso presentado a finales de diciembre del año pasado. Algo llamativo cuando el Ministerio de Defensa ha reducido este año su presupuesto en otros 380 millones de euros, un 6% con respecto al año 2012.

¿Es necesario este gasto? En los años de la falsa bonanza, las Fuerzas Armadas tuvieron serios problemas para completar sus plantillas, pero el recorte de las mismas y, especialmente, el enorme paro existente hace dudar del fin de este enorme gasto, aunque este sí se refleja en el objeto de la campaña: “la finalidad genérica de la Campaña de Proximidad de las Fuerzas Armadas, Reconocimiento y Captación es acercar la imagen de las Fuerzas Armadas a la sociedad, favoreciendo la cercanía de las Fuerzas Armadas hacia la sociedad a la que sirve y aumentando el conocimiento que la misma tiene de las labores y misiones que realizan, favoreciendo a su vez la captación y ocupación de las plazas en las FAS”. Pero las necesidades y la ejecución del concurso, que distribuye el 90% del gasto en dos momentos del año, el Día de las Fuerzas Armadas, que normalmente se celebra el último fin de semana de mayo y el Día de la Fiesta Nacional de 12 de octubre. Es paradójico que se destine una cifra tan alta precisamente al día de las Fuerzas Armadas cuando el gabinete de Pedro Morenés “presumía” precisamente de la reducción de gasto de esta jornada que se celebró en 2012 en Valladolid, donde el tradicional desfile fue sustituido por un homenaje a la bandera, y el gasto pasó a 200.000 euros, mucho menos de lo que gastaba su antecesora Carmen Chacón. Con todo esto, muchos militares no se explican esta “inversión”, cuando ya se tiene bastante difusión con la retransmisión televisiva del Día de las Fuerzas Armadas que realiza TVE de forma gratuita

Pero estos 500.000 euros no serán el único gasto. Esta cantidad cubre  gráficas, cuñas de radio y spots, no nombrándose los gastos a abonar en los distintos medios de comunicación por publicitar estas creatividades. Y mientras todo esto ocurre se alquilan barcos de guerra a Australia para pagar su coste anual o se arresta a quien critica gastos superfluos como el de este contrato.