Menú Portada
Acaba de anunciar el cierre de 86 instalaciones para ahorrar 15 millones anualmente

El Ministerio de Defensa anticipa una posible venta de 3.000 inmuebles contratando los servicios de una tasadora por 90.750 euros

Julio 2, 2013

A una de las preguntas realizadas por una empresa tasadora, el Ministerio de Defensa reconoció que “en cuanto al porcentaje de unidades que se encuentran ocupadas y libres, en la actualidad, aproximadamente, el 75% se encuentran ocupadas, y el 25% restante vacías”
Por ubicación unas 1.260 viviendas están en  Madrid, pero también hay proporciones muy importantes en otras localidades como Santiago de la Ribera (270), Pontevedra (142) o San Fernando (112)

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


Dentro de apenas 10 días se cumplirá el primer aniversario del anuncio por parte de Mariano Rajoy del paquete de subidas de impuestos y recortes más duro de los últimos años. Un ejercicio más tarde, y a pesar de los anuncios optimistas de los ministros Cristóbal Montoro y Mariano Rajoy sobre un cercano inicio de la recuperación, los ajustes continúan como acabamos de ver con la nueva subida de los impuestos especiales al tabaco y a las bebidas alcohólicas. Esto en el lado de los ingresos, pero también en el lado de los recortes se continúa metiendo la tijera a muchas partidas presupuestarias. Uno de los que más está sufriendo los recortes es el Ministerio de Defensa que dirige Pedro Morenés. Si el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero había cerrado su etapa con compromisos de pagos en programas armamentísticos que superaban los 37.000 millones de euros, estos se han disminuido a 29.500 millones, más de 7.000 millones menos que implican reducir la compra de cazas Eurofighter, helicópteros NH-90 y Tigre, vehículos Pizarro, aviones de transporte A400M y el polémico submarino S80, fabricado en España pero cuya entrega de la primera unidad se retrasará al menos dos años ya que un error de diseño hace que tenga un peso muy superior al necesario generando problemas de flotabilidad.

Pero no todos los recortes, de un Ministerio que según Pedro Morenés está entre los que gasta menos con respecto a los países de su entorno respecto al PIB (sólo destina menos dinero Luxemburgo), se producen en compras o mantenimiento de armas. Según ha declarado el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, durante su comparecencia ante la Comisión de Defensa del Senado el Ministerio de Defensa pretende ahorrar quince millones de euros al año con el cierre de 86 instalaciones, en la primera fase del plan de racionalización y utilización eficiente del patrimonio inmobiliario (Prepidef). Según Argüelles, desde septiembre, se han detectado 358 instalaciones consideradas innecesarias y por tanto susceptibles de ser enajenadas y puestas a disposición del Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (INVIED) al que se le acumula el trabajo.

Vender 3.000 viviendas, la mayoría ocupadas

La enajenación del patrimonio inmobiliario no parece quedarse en instalaciones sino que va a tener una próxima fase en las viviendas tal y como demuestra el último concurso resuelto por el INVIED. A través de este contrato licitado el pasado 26 de junio y valorado en 90.750 euros la empresa Arco Valoraciones S.A. será la encargada de la “Realización de Informes Técnicos de Tasación de Viviendas y Otros Inmuebles” propiedad del Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa, en total como se indicaba en los pliegos del concurso, 3.000 “unidades” de las que se estima que el 50% se encuentran ubicadas en grupos de  edificios y el 50% restante son unidades independientes. Además, tal y como refleja una de las preguntas realizadas por una de las sociedades que optaba al concurso (Grupo Tasvalor, S.A.) contestada por Defensa, “en cuanto al porcentaje de unidades que se encuentran ocupadas y libres, en la actualidad, aproximadamente, el 75% se encuentran ocupadas, y el 25% restante vacías, si bien esta proporción puede sufrir pequeñas variaciones”. Es decir, tres cuartas partes de los inmuebles tienen inquilino, algo que parece no preocupar a Defensa.

Igualmente el Ministerio proporcionó en su respuesta el siguiente cuadro de distribución de las viviendas que denota la importancia de esta operación:

Si nos atenemos a los porcentajes informadas por Defensa, estaríamos hablando de 1.260 viviendas en Madrid, pero también proporciones muy importantes en otras localidades como Santiago de la Ribera (270 viviendas), Pontevedra (142) o San Fernando (112). Un importante patrimonio y en buena parte ocupado por militares y sus familias que el Ministerio de Defensa tasa para preparar su venta. Pan para hoy, hambre para mañana.