Menú Portada
A pesar de las ayudas, cerró el ejercicio con unas pérdidas de 620.008 euros

El Ministerio de Cultura dotó de forma extraordinaria 4,36 millones de euros para cubrir el déficit de la Fundación Thyssen

Septiembre 4, 2012

En 2010 se imputaron a resultados subvenciones por 14,06  millones de euros frente a los 11,57 millones de 2009

Desde su creación acumula pérdidas por un valor de 9,6 millones

Las deudas han pasado de los 3,7 millones en 2009 a los 4,2 en 2010, un 13,5% más en sólo un año


El pasado 3 de julio, en una subasta en la sala Christie´s de Londres se vendió el cuadro “La Esclusa” de John Constable, una de las joyas de la colección privada de Carmen Thyssen, por 22,4 millones de libras, 27,89 millones de euros. La expectación en torno a la puja fue enorme desde que la baronesa anunciara a finales de mayo el 29 de mayo que vendía por problemas de liquidez esta obra, una de las pinturas más importantes que se han subastado en los últimos años, y que fue adquirida por el barón y la baronesa Thyssen en 1990 por 10,8 millones de libras lo que la convirtió entonces en la pintura británica más cara de la historia.

La baronesa ha insistido en numerosas ocasiones que le da “pena” perder este lienzo y alega que no le queda otro remedio para obtener liquidez. “Lo siento mucho, me sabe muy mal pero la crisis también es para los coleccionistas de arte. De no ser por eso no habría dado este paso“, explicaba Carmen Cervera. “Soy millonaria en arte, no en liquidez“, justificó Tita Cervera tras conocerse sus planes.

Y es que, al igual que la ministra Ángeles González-Sinde, el actual ministro Wert recibió la opción de compra del cuadro de Constable por parte de la baronesa Thyssen. Ambos rehusaron. “A la ministra le ofrecí incluso pagarlo a plazos pero yo entiendo que las circunstancias económicas no son las mejores“, alegaba la baronesa.

Pérdidas millonarias

Y tanto, y es que en el último año de González-Sinde en Cultura, este departamento tuvo que hacer un sobresfuerzo valorado en 4,36 millones de euros para cubrir el déficit de la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza. Creada en 1988, la Fundación fue pionera en España en la gestión privada de fondos públicos, gestionando el Museo Thyssen desde su apertura en octubre de 1992, y creciendo ambos, ampliando las colecciones e instalaciones con la incorporación en 2004 como préstamo a largo plazo de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza y la ampliación del Palacio de Villahermosa.

Y es que la gestión de fondos públicos es fundamental para el sostenimiento de la Fundación. Prueba de ello, es la cuantía de subvenciones imputadas a resultados que pasó de los 11,575 millones de 2009, a los 14,064 millones en 2010. Una cifra que sumada a los 2,47 millones recibidos por patrocinadores y colaboradores y a los 5,38 millones cobrados por entradas, no consiguieron cubrir los gastos de la Fundación que cerró con unas pérdidas de 620.008 euros.

Esto sucede de forma sistemática, ya que si es cierto que esta cuantía es inferior a los 3,36 millones que se perdieron en 2009, la Fundación acumula desde su arranque pérdidas por 9,6 millones, una cifra que más tarde o temprano deberá ser cubierta, antes de que deteriore de forma significativa las cuentas de la Fundación Thyssen que en tan sólo un año incremento su endeudamiento en un 13,5%, de los 3,7 millones en 2009 a los 4,2 mostrados en las últimas cuentas.