Menú Portada
El presidente de la Academia, González Macho, muestra su "decepción" por la falta de incentivos al cine en la nueva reforma fiscal

El Ministerio de Cultura destina 20 millones de euros a la amortización de largometrajes en medio de las quejas de los representantes del sector

Julio 8, 2014

Las subvenciones que reciben las películas presentan un importante desequilibrio: de los 1,5 millones a ‘Fuga de cerebros 2’ a los 1.958 euros de ‘La maleta mexicana’

pq_929_gonzalez_macho.jpg

Enrique González Macho, presidente de la Academia de Cine, aseguraba en esta última semana que desde el organismo que preside “estamos profundamente decepcionados” debido al rumbo tortuoso que para el cine está tomando la nueva reforma fiscal. Así mismo, también clamaba contra la escasa rebaja de los gastos para productoras extranjeras en suelo español, que está provocando la pérdida de rodajes. No es la primera vez que el presidente de la Academia se queja públicamente del sistema cinematográfico español. En la gala de los Goya 2013 -unos de los más reivindicativos que se recuerdan- González Macho aseguraba, en referencia a los recortes, que “o terminamos con el expolio o él terminará con la cultura”. Cierto es que desde aquel discurso reivindicativo de Álex de la Iglesia en los Goya de 2011, muchos son los que se han subido al carro de las protestas.

Si bien la situación parece ser ligeramente diferente. No es tanto la falta de dinero público en el fomento de la actividad cinematográfica española como su mala distribución que provoca que solamente ciertos sectores y compañías noten su efecto. De ello hablan los casi 20 millones de euros que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de José Ignacio Wert acaba de presupuestar para la realización y producción de películas españolas de larga duración.

Más de 19 millones en subvenciones

El objeto de la resolución del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales será “la concesión de ayudas de carácter general y complementario para la amortización de películas cinematográficas de largometraje, en la convocatoria del año 2014”. En este sentido, se pondrán en circulación casi 20 millones de euros (19.967.010,62 euros) con cargo a la aplicación presupuestaria “Fondo de protección a la Cinematografía” que rige las ayudas de carácter general y complementario para la amortización de las películas cinematográficas de largometraje.

El importe total de las subvenciones se divide entre la ayuda general para la amortización (3.826.864,59 euros) y la ayuda complementaria para la amortización (16.140.146,03 euros). El primer montante -ayuda general- se calcula al aplicar el 15% del número de espectadores de la película durante los doce o dieciocho primeros meses de exhibición desde su estreno comercial en España, por el precio medio de la entrada establecido en la convocatoria. El segundo montante -ayuda complementaria- resulta de multiplicar 10.000 euros por el número total de puntos obtenidos del cálculo realizado según el sistema de puntuación.

A pesar de ello el sistema parece salomónico e imparcial, ya que debido a este planteamiento, las diferencias entre las subvenciones que reciben unos largometrajes y otros son insalvables. Así, ‘Copito de Nieve’, a través de sus distintas productoras se ha hecho con 1.375.746,47 euros; ‘Fuga de Cerebros 2’, con un total de 1.500.000 euros; ‘Katmandu, un espejo en el cielo’ se ha llevado 1.296.959,21 euros; ‘Silencio en la nieve’ ha conseguido 1.270.468,01 euros con subvenciones a cuatro de sus productoras; o ‘El sueño de Iván’ con 1.334.965,6 euros. Por el otro lado, algunos largometrajes se han llevado cantidades pírricas en comparación con las primeras. Así, ‘La maleta mexicana’ se ha llevado tan solo 1.957,88 euros o ‘Papá soy una zombi’ con 7.218,59 euros.