Menú Portada
A través del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales

El Ministerio de Cultura concede 795.000 euros en ayudas a festivales cinematográficos

Mayo 30, 2012

Hace apenas cuatro meses que se entregaron los premios Goya, una ceremonia que paso con más pena que gloria salvo por la intervención de Santiago Segura. En ella el director madrileño lanzaba, con mucho humor, dardos envenenados sobre la industria del cine en España, con una academia que no había incluido ninguna nominación a su película Torrente 4, y eso que esta película había salvado las cuentas del sector. Con una recaudación para todas las películas españolas de 89 millones de euros, la película de Segura recaudó 19,6 millones, más del 21%. Un ejemplo de como cuando se realizan películas cercanas al gusto del público, se consigue el éxito en la recaudación.

Esto, que es obvio para muchos, no lo es para la Academia de Cine que el pasado 24 de mayo reunió a casi un centenar de académicos en un foro de debate y discusión sobre el momento que vive el cine español. En este, el productor José Antonio Félez subrayó que “lo que necesita el cine es recuperar espectadores. En 2001 se vendieron 151 millones de entradas, mientras que el año pasado no se llegó a los 97 millones. Hemos perdido dos generaciones de espectadores, que ven el cine en el ordenador de forma gratuita”. La famosa culpa de Internet, el enemigo externo, que suscribieron sus compañeros, sin volver a entonar nada de autocrítica.

Millones en subvenciones de todas las administraciones

Tampoco critican su actual sistema de financiación, como la línea ICO “ICAA Cine Producción” vigente hasta el 31 de diciembre de 2014, o las subvenciones de Estado y Comunidades Autónomas que sostienen el sector artificialmente. Por ejemplo, la directora del Instituto Valenciano del Audiovisual y la Cinematografía (IVAC), Nuria Cidoncha, confirmó hace dos días que la institución dispondrá de “alrededor de 700.000 euros” para repartir entre una veintena de películas, documentales, proyectos multiplataforma, cortometrajes, guiones, doblajes y festivales de cine de la Comunidad. Mientras, Valencia, es una de las Comunidades Autónomas con más dudas en cumplir el objetivo del déficit.

También, el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, ha convocado la concesión de ayudas para la organización de festivales y certámenes cinematográficos que dediquen especial atención a la programación y difusión del cine y el audiovisual español durante el año 2012.

Unas ayudas que aunque dependerá de “la función de las disponibilidades presupuestarias existentes en el estado de gastos del presupuesto del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales” tiene ya especificadas unas cuantías máximas: 50.000 euros de “Ayudas a la Cinematografía a través de Corporaciones Locales”, 180.000 euros de la “Subvención a Festivales nacionales e internacionales” y 565.000 euros que se imputarán a la “Subvención a Festivales y Mercados cinematográficos nacionales e internacionales”, en total 795.000 euros para muchos festivales de más que dudosa rentabilidad.

Los beneficiarios de estas ayudas serán aquellas entidades públicas que tengan la consideración de Corporaciones Locales y las personas físicas o jurídicas que actúen como promotores de un festival, pudiendo cubrir la práctica totalidad de los gastos, si exceptuamos los gastos de personal, tales como infraestructuras, gestión de películas, edición de publicaciones, comunicación y prensa, actos protocolarios o publicidad.

Todas unas ventajas que se mantienen a pesar de la crisis y los recortes, y  que no disfrutan otros sectores.