Menú Portada
Día de las fuerzas armadas

El mayor despliegue militar español de la Historia tiene un precio: Pedro Morenés destina 36 millones de euros en dos años para las Farmacias de las Fuerzas Armadas

Octubre 13, 2015

Según el acuerdo, “para la selección de empresas distribuidoras farmacéuticas que suministren medicamentos y otros productos sanitarios a las Farmacias de las Fuerzas Armadas abiertas al público no hospitalarias”. Cuatro empresas -Distribuidora Farmacéutica de Castilla, Navarra y Rioja, CECOFAR, Cofares y ALCOFARSA-, se repartirán los lotes de todo el territorio nacional. A pesar de tratarse de un procedimiento abierto, solo se recibieron las propuestas que resultaron adjudicatarias. La cifra de muertos en misiones exteriores se eleva hasta los 170 desaparecidos desde 1987

pedro-morenes

El rey Felipe VI presidió ayer lunes el Desfile del Día de la Fiesta Nacional en Madrid. Unos 3.500 militares y Guardias Civiles -400 más que en 2014-, 48 vehículos y 53 aeronaves han participado en el acto central de la jornada. El vuelo de aviones que desempeñan misiones en el exterior y la presencia de la bandera de la OTAN en el desfile terrestre han sido algunas de las novedades de este año.

Frente a la ausencia de Pablo Iglesias, líder de Podemos que dio un plantón al rey de España con excusas injustificables, y los presidentes autonómicos de País Vasco, Iñigo Urkullu (PNV), Navarra, Uxue Barkos (Geroa Bai) y Cataluña, Artur Mas (Convergència), el resto de presidentes autonómicos y otros altos cargos políticos, judiciales y militares estuvieron presentes en el acto. El Gobierno, presente prácticamente en su totalidad. Solo faltó José Manuel García Margallo, quien se encuentra en Luxemburgo, en una reunión de  ministros de Asuntos Exteriores de la UE, y Luis de Guindos, titular de Economía, quien este fin de semana asistía en Lima (Perú)  a la cita anual de Fondo Monetario Internacional. Tras la parada militar, don Felipe y doña Letizia ofrecieron la tradicional recepción en el Palacio Real, a la que asistieron casi 2.000 invitados. Algo más de 40 minutos estuvieron los reyes saludando a sus invitados, con algunas ausencias destacadas como las de los tres ex presidentes del Gobierno: Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero. También ha habido alguna reaparición sorprendente como la de Rafael Spottorno, el ex jefe de la Casa del Rey, ya desimputado en la causa de las tarjetas black de Caja Madrid.

¿Un precio demasiado alto?

Cabo Verde, Senegal, Líbano, Bosnia Herzegovina, Somalia, Yibuti, Malí, República Centroafricana, Gabón, Iraq y Afganistán son destinos tan exóticos como desconocidos para los españoles. Pero en todos ellos, las Fuerzas Armadas tienen alguna misión que cubrir, o al menos eso es lo que cree el Ministerio de Defensa regido por Pedro Morenés. Muchos de estos territorios han pasado o pasan por terroríficos episodios bélicos, como Iraq o Afganistán, dentro de los que se entiende una acción por parte del Ejército español en cuanto a apaciguar las aguas en las que nadan sus ciudadanos, sin embargo muchos otros como Yibuti son simplemente un marco estratégico en el que operar dada su buena localización, su creciente poder o su estatus como base militar de grandes potencias mundiales. Sea como fuere, las Fuerzas Armadas despliegan actualmente el mayor número de operaciones de su historia, al participar en 20 operativos compuestos por 12.000 militares en el exterior y 2.300 efectivos en misiones internacionales, el mayor contingente militar jamás visto.

Muchas son las preguntas que surgen alrededor de ciertas misiones y en ellas los para qué, los por qué o los cómo forman parte de preguntas recurrentes. España se ha visto inmersa, de repente, en una de las mayores intervenciones militares de su Historia, pero no sin pagar un precio que algunos creen demasiado elevado. A los evidentes costes de manutención, hospedaje y necesidades básicas que en algunas ocasiones alcanzan lo absurdo, hay que sumar otros gastos que a veces parecen ser olvidados en esta ecuación pero, no por ello, de menor importancia. Así, la Junta de Contratación del Ministerio de Defensa ha dispuesto un monto de 18 millones de euros al año para hacer posible el “Acuerdo Marco para la selección de empresas distribuidoras farmacéuticas que suministren medicamentos y otros productos sanitarios a las Farmacias de las Fuerzas Armadas abiertas al público no hospitalarias”. Un Acuerdo Marco que tendrá una duración de dos años.

De este modo y por zonas territoriales, la Distribuidora Farmacéutica de Castilla, Navarra y Rioja S.A. se ocupará de la comarca compuesta por A Coruña, Pontevedra, Valladolid, León, Salamanca, Burgos y Zaragoza; la zona madrileña será objeto del Centro Cooperativo Farmacéutico (CECOFAR) y Cofares Sociedad Cooperativa Farmacéutica Española; Alternativa Comercial Farmacéutica S.A. (ALCOFARSA) se hará cargo de la zona de Albacete, Valencia, Murcia, Almería, Granada, Las Palmas y Tenerife; y el último lote relativo a la zona de Badajoz, Sevilla, Córdoba, Cádiz, Ceuta y Melilla será adjudicado de nuevo a las mismas dos empresas que operarán en Madrid: Centro Cooperativo Farmacéutico (CECOFAR) y Cofares Suroeste S.A.

Concursos ad hoc

A pesar de ser un procedimiento abierto y que todas las opciones fueron aceptadas “por ser la oferta económicamente más ventajosa”, según el pliego, hay que destacar que el número de ofertas recibidas fue exactamente igual al de adjudicadas. Esto es, solo se recibieron las propuestas que resultaron ganadoras del concurso.

Con todo, 18 millones que se convertirán en 36 millones en el segundo año parece un gasto excesivo para las Farmacias de las Fuerzas Armadas. Quizás habría que invertir más en prevención de riesgos que en curación de enfermedades, sobre todo viendo las cifras de las irremediables desapariciones de los soldados españoles. La muerte de Francisco Javier Soria Toledo en el Líbano, en los albores de 2015, fue la última de las 170 funestas tragedias que se han vivido en misiones exteriores de las Fuerzas Armadas desde 1987. Un precio demasiado alto.

Doinel Castro