Menú Portada
Según denunció Extraconfidencial.com, además del sueldo oficial cobraba una prejubilación del BBVA

El “mal negocio” de Javier Ayuso con el rey emérito Juan Carlos I: declara que se fue de Zarzuela con un pasivo de 201.181,9 euros

Octubre 7, 2014

El ex alto cargo de Zarzuela arrastra un pasivo -en "créditos, préstamos, deudas, etc."-, de nada menos que 1.100.000 euros. Es decir, que su “sociedad consigo mismo” estaría en quiebra con un pasivo de 201.181,9 euros

pq_929_ayuso.jpg

El pasado mes de junio, tras la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI, el periodista Javier Ayuso Canals cesó en su cargo de Director de Comunicación de la Casa de Su Majestad el Rey. Pero, dado que es obligatorio por Ley, Ayuso tuvo que declarar públicamente cuál era su patrimonio tras ser cesado en la Casa Real. Cuál no sería la sorpresa de este periódico al comprobar que quien dirigiera la comunicación de los reyes de España en los últimos dos años se fue de Zarzuela con un pasivo -según él-, de 201.181,9 euros. Pero, ¿cómo es esto posible si, además de su enorme salario en Zarzuela, Ayuso ha cobrado otro sueldo de forma paralela mientras ejercía de “comunicador” del rey? 

El pasado miércoles, 24 de septiembre, el Boletín Oficial del Estado (BOE), publicaba en la Sección III de ese número 232 una Resolución de la secretaría de Estado de Administraciones Públicas por la que se daba cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 14.4 de la Ley 5/2006, de 10 de abril, de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración General del Estado. Esa ley obliga a publicar antes del 30 de septiembre de cada año el patrimonio oficial de los altos cargos del Estado que han sido nombrados o cesados en ese periodo interanual.

Su sociedad consigo mismo

Dado que el periodista Javier Ayuso Canals fue nombrado el 7 de febrero de 2012 como jefe de Relaciones con los Medios de la Casa del Rey (en sustitución de Ramón Iribarren Udobro), pero fue cesado tras la abdicación de Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI como sucesor, se vio obligado a facilitar al ministerio de Administraciones Públicas sus bienes patrimoniales para que pudieran ser incluidos en la relación que el Gobierno publicó en el BOE el pasado día 24 de septiembre. Esa relación da cuenta de su activo y de su pasivo global; es decir, de su supuesta situación patrimonial. Esto se hace por Ley para evitar que los altos cargos del Estado se lucren de forma ilegal en su paso por la Administración.

Así, dando cumplimiento a la ley, Ayuso declaró públicamente -está impreso en el BOE-, que a su salida del cargo en la Casa Real dispone de un activo total de 898.818,10 euros, de los que 628.818,10 corresponden a sus bienes inmuebles (“según valor catastral”, especifica el BOE; es decir, no de mercado), y 270.000 euros es el valor de “otros bienes” sin especificar. Ahora bien, también declaró arrastrar un pasivo (en “créditos, préstamos, deudas, etc.“) de nada menos que 1.100.000 euros. Es decir, que su “sociedad consigo mismo” estaría en quiebra con un pasivo de 201.181,9 euros.

Y eso pese a cobrar dos sueldos de forma paralela…

Decimos que es sorprendente esta declaración oficial de Ayuso porque Extraconfidencial.com ya publicó en exclusiva el pasado 1 de septiembre que este periodista percibió, mientras desempeñó su cargo como director de Comunicación de la Casa Real, dos retribuciones paralelas: un sueldo oficial procedente de los Presupuestos Generales del Estado -por su cargo en Zarzuela-, y una segunda retribución consistente en su prejubilación pactada con el BBVA.

Este periódico contactó en su día con Zarzuela para confirmar la información y se remitió un correo electrónico con la siguiente pregunta: “¿Cómo justifica que, según la información que obra en nuestro poder, su persona se encuentre cobrando retribuciones económicas del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), del que fue nombrado director de Relaciones Institucionales de Argentaria hace 17 años, además de percibir sus honorarios como director de Comunicación de la Casa Real?”.

La respuesta no dejaba lugar a dudas: “Le informo de que todos los empleados que se han acogido a los planes de prejubilaciones anticipadas de las empresas privadas, incluido BBVA, acuerdan exactamente mi caso, del que informé puntualmente en su momento a la Casa de S.M. el Rey e informo anualmente a la Administración al presentar mi declaración anual” (evidentemente, esos datos que Ayuso dice haber trasladado al ministerio de Administraciones Públicas quedan fuera de lo que publica el BOE).

Una situación económica, cuando menos, confusa

Posteriormente, se le dirigió un segundo correo a Ayuso en el que se le decía: “Agradeciéndole de antemano su pronta respuesta a nuestro correo, nos gustaría conocer cuál es el salario bruto anual que su persona percibe en relación a su cargo actual de director de Comunicación de la Casa Real o, en su defecto, dónde podríamos consultar esta información”. La respuesta, escueta y contundente fue: “Esa es una información privada”. Vamos, que es obvio que de la prometida Ley de Transparencia, nada de nada: podemos saber cuál es el sueldo de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, e incluso el del propio Rey, pero no el del jefe de prensa de la Casa Real. Realmente alucinante.

En todo caso, Extraconfidencial.com pudo conocer que la designación de Ayuso para la Casa Real suscitó en su día (febrero de 2012), cierta polémica por ser un periodista “afín” al Grupo PRISA. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, fue director del diario económico Cinco Días y jefe de la sección de Economía y Laboral de la Agencia EFE. Pero además, entre septiembre de 1988 y febrero de 1989, fue corresponsal económico de El País, y tras la compra de PRISA del Grupo Estructura, se convirtió en director de Publicaciones del mismo. Finalmente, fue director de Comunicación e Imagen del BBVA

Pero, según publicó Extraconfidencial.com con todo lujo de detalles, la salida de Ayuso de la entidad financiera presidida por Francisco González no fue demasiado amistosa. El diario digital Hispanidad.com ya informó el 11 de marzo de 2009 que “FG le regatea a Javier Ayuso los 12 millones que le ofreció por marcharse. El cierre de la operación se retrasa por razones pecuniarias”. Y eso que, además de ser designado director de Relaciones Institucionales de Argentaria y, tras su fusión con BBVA, se convirtió en director de Comunicación e Imagen, fue miembro de su comité de dirección, y, desde mayo de 2005, vicepresidente segundo del Patronato de la Fundación del Español Urgente (Fundéu-BBVA).

En todo caso, Ayuso ha declarado que su paso por Zarzuela no ha sido muy lucrativo, pese a percibir dos sueldos. Nosotros le creemos, pero esperamos que las promesas de Felipe VI en cuanto a transparencia informativa se cumplan y se eviten así situaciones como esta que tan solo conducen a la confusión.

Jorge Ventura