Menú Portada
Ignacio González será elegido hoy nuevo presidente de la Comunidad de Madrid

El legado de Esperanza Aguirre: Más riqueza, bajo endeudamiento y desempleo muy por debajo de la media de España

Septiembre 26, 2012

Este pasado martes fue sin duda una de las jornadas más tumultuosas políticamente hablando. Mientras que el cerco al Congreso terminó con 28 detenidos y 64 heridos, en Cataluña, Artur Mas lanzaba un nuevo órdago independentista adelantando las elecciones catalanas al 25 de noviembre. Pero estos acontecimientos coincidían con el debate de investidura de Ignacio González, que hoy será proclamado como nuevo presidente de la Comunidad de Madrid, un discurso en el que a diferencia de la apuesta rupturista de Artur Mas, en un momento tan complejo para la economía y en definitiva para todos los ciudadanos españoles, González, ha subrayado el papel de Madrid como la Comunidad “más solidaria” y la que más ha estado aportando “al fondo común”, es más, ha destacado su papel solidario “Nos gusta ayudar al desarrollo del resto de la nación”, y ha añadido que el Gobierno de Madrid no es dudoso de su “generosidad” y “nunca” ha presentando “ningún memorial de agravios”.

Continuar con la labor de Aguirre

Entre los anuncios realizados, destacan la reducción de organismos de la administración, planes de apoyo a la contratación, la reforestación de la zona oeste de la Comunidad incendiada este verano y, en general, un proyecto político que continuará la línea de su antecesora, Esperanza Aguirre. En concreto, quiere suprimir organismos cuyas funciones puedan ser asumidas por otros, como el Consejo Económico y Social, la Agencia de Protección de Datos y Promomadrid. Así, ha destacado que “gracias a nuestra política de ortodoxia resistimos mejor la crisis. Madrid genera datos de confianza y somos la primera puerta a la que llaman los inversores extranjeros”. Es más, ha subrayado que “Madrid resiste mejor en los indicadores laborales”.

Y es que la realidad de la gestión de los últimos años de la Comunidad de Madrid realizada por Esperanza Aguirre y sus consecuencias, se resumen perfectamente en el siguiente cuadro adjunto con 8 datos económicos fundamentales.

Madrid es la segunda Comunidad Autónoma, solo por detrás de Cataluña, en PIB. Aporta 189.431 millones o lo que es lo mismo, el 17,6% del PIB nacional. Todo ello, a pesar de que su población es inferior a la catalana y a la andaluza, la comunidad más poblada que sólo supone un 13,6% del PIB. Esto hace que su renta per capita de 29.731 euros sea muy superior a estas dos, de hecho sólo es superada por Navarra y País Vasco, y supone un 27,8% más que la media española. En endeudamiento a pesar de su tamaño es dos veces y medio menor que Cataluña, 17.108 millones frente a los 43.954 millones de la Comunidad de Artur Mas, y eso hace que sea la mejor región si comparamos su deuda con el Producto Interior Bruto (9,10%) mientras que Cataluña es la peor con un 22%, incluso por encima del 20,80% de Valencia o el 18% de Castilla-La Mancha.

Además va cumpliendo holgadamente el objetivo de déficit para este año, con un 0,47% hasta el mes de junio, tres décimas menos que la media nacional. Y un dato más que importante, a pesar de la enorme masa laboral de una Comunidad del tamaño de Madrid, su tasa de paro del 18,86% es de un 7,8% menos que la media nacional, por debajo del 21,95% de Cataluña y años luz de las cifras dramáticas de Canarias (33,14%) y Andalucía (33,92%). La continuidad de estas políticas por parte de Ignacio González, seguro que llevarán a que Madrid encabece la recuperación económica de los próximos años.