Menú Portada
A pesar de todos los indicios de la instrucción sobre su perfecto conocimiento de los negocios del yerno del Rey

El juez Castro ni imputa ni llama a declarar a Francisco Camps en el caso Urdangarín para no perder protagonismo

Mayo 21, 2012

Si fuera imputado en la pieza relativa a Valencia pasaría al Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana al estar Camps aforado

Pasaría lo mismo que con la Gürtel, donde todo se diluyó

La defensa de Jaume Matas ya ha denunciado el comportamiento partidista de la Fiscalía Anticorrupción por el diferente trato hacia el ex presidente valenciano

La declaración como testigo de González Pons, muy importante para la causa, ha sido aplazada sine die

800×600

Normal
0

21

false
false
false

ES-TRAD
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4


A pesar de todos los indicios encontrados durante la instrucción del caso Urdangarín relativos al perfecto conocimiento de Francisco Camps, ex presidente de la Comunidad Valenciana, sobre los negocios del yerno del Rey, éste no parece que vaya ser llamado a declarar como testigo ni como imputado en dicha causa judicial.  Fuentes jurídicas de toda solvencia han señalado a extraconfidencial.com que el juez José Castro perdería de este modo todo el protagonismo y relevancia en este mediático caso ya que si Camps fuera imputado –todos las investigaciones policiales y las declaraciones de los testigos así lo aseveran- sería el Tribunal Superior de Justicia de Valencia quien debería afrontar esta parte sustancial de la pieza separada nº 25 del caso Palma Arena. Habría que desgajar un parte muy importante del caso Urdangarín hacia Valencia, al igual que ocurrió con la Operación Gürtel, con lo que todo quedaría mucho mas diluido e, incluso, se perdería en un proceso judicial mucho más largo aún, como está pasando con el caso Gürtel.

Declaraciones en Valencia

Las declaraciones tomadas en Valencia hace escasos días por el juez castro y los fiscales anticorrupción, así como las investigaciones policiales implican ya directamente al ex presidente valenciano del PP, Francisco Camps, como perfecto conocedor de los negocios del yerno del Rey de España, al que todos ya indican como máximo responsable de los más de tres millones de euros que le concedieron caprichosamente las arcas públicas valencianas. Iñaki Urdangarín y su socio Diego Torres llegaron a Valencia en el año 2004-2005 al calor de la Copa de América de vela, y con una tarjeta real de presentación envidiable. Las investigaciones policiales también involucran a la alcaldesa de Valencia, Rita Barbera, como conocedora activa de todas las actividades del yerno del Rey de España.

Sin embargo, a pesar de todos los indicios que obran ya en poder del juez Castro y de los fiscales anticorrupción de Mallorca, no hay movimiento alguno en los juzgados palmesanos para llamar a declarar ni a Camps ni a Rita Brabera, ni como testigos ni como imputados; ello significaría perder una parte fundamental del caso Urdangarin y sólo quedarse con la parte relativa a las Baleares. Con ello, se perdería mucho protagonismo como ha ocurrido con la Gürtel, donde ahora aparecen nuevas pruebas sobre una presunta financiación ilegal del PP, que vinculan al ex director general de la Policía en la época de José María Aznar, Juan Cotino, ahora preside de las Cortes valencianas.

Denuncia contra la fiscalía

La defensa de Jaume Matas ya ha denunciado ante el órgano correspondiente la actitud partidista de los fiscales anticorrupción de Mallorca – en una táctica de sálvese quien pueda-  que ven con diferente rasero la actuación de Matas que la de Camps a pesar de ser muy similar en el fondo y en la forma. Ahora deber ser la Fiscalía General del Estado, con Torres Dulce a la cabeza y el fiscal anticorrupción Antonio Salinas, quien tome cartas en el asunto, aunque todo indica que no harán nada y dejarán hacer a los fiscales mallorquines, que según fuentes del caso están últimamente manteniendo una actuación muy liviana y nada beligerante con el yerno del Rey de España, a diferencia de la mantenida en otros casos de corrupción en la isla de Mallorca.

Dentro de estas actuaciones referidas a la Comunidad Valenciana se ha aplazado sine die el testimonio judicial de Esteban González Pons, alto cargo del PP de Génova y  ex consejero de la Comunidad Valenciana durante el mandato de Francisco Camps. González Pons fue desde su puesto el máximo responsable en autorizar  las subvenciones millonarias  al yerno del Rey. Su declaración era crucial según las fuentes consultadas para una posible imputación de Camps. Esta, estaba prevista para el pasado día 15 de mayo en Madrid pero ha sido aplazada bajo la excusa de que era un día festivo en la capital de España y se ha suspendido sine die. El testimonio de González Pons era considerada como decisiva para saber el conocimiento directo que tenía Francisco Camps sobre los negocios de Iñaki Urdangarín en la Comunidad Valenciana y, en concreto, su relación con la Copa América de vela.

A diferencia de lo que ha ocurrido y ocurre con Camps, el juez Castro sí que ha imputado ya en el caso Urdangarín a cinco altos cargos del gobierno de Francisco Camps, pero ello no lleva consigo perder el protagonismo en dicha causa y que el caso, en una parte esencial, pase al Tribunal Superior de Justicia de Valencia