Menú Portada

El Instituto Nacional de Estadística (INE), de Luis de Guindos alerta sobre la languidez de la hucha de las pensiones disponiendo de 60.000 euros de fondos públicos para cursos de inglés para sus empleados

Abril 11, 2017

La beneficiaria ha sido la empresa Cecym Soluciones, una sociedad “localizada en Madrid dedicada a explotación electrónica por cuenta de terceros, otros servicios independientes y enseñanza de formación y perfeccionamiento profesional, no superior”

luis-de-guindos-gregorio-izquierdo

El Pacto de Toledo, aprobado durante la sesión del 6 de abril de 1995 del pleno del Congreso de los Diputados, se centró en el análisis de los problemas estructurales del sistema de seguridad social y de las principales reformas que deberían acometerse. Sin embargo, el problema de las cotizaciones en España y del mantenimiento de la hucha de las pensiones no es un problema de antes ni siquiera de futuro, es un problema actual, de presente, que no abandona ningún día la primera plana de la actualidad pública ante la creciente amenaza de la desaparición del Estado de Bienestar en lo que afecta a las jubilaciones.

Cada vez son menos las personas que cotizan y más las que llegan al otoño de sus vidas esperando la bolsa económica del Ministerio de Empleo y de Seguridad Social de Fátima Báñez. La situación actual se ha desmadrado tanto que en 2029 la población activa sufrirá una bajada de 1,74 millones de personas y el gasto en pensiones seguirá creciendo de manera exponencial debido a un envejecimiento, cada vez mayor, de la demografía y la llegada a la edad de jubilación de un gran número de personas. Así lo ha reconocido el presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE)Gregorio Izquierdo, ante la Comisión del Pacto de Toledo, donde ha esgrimido un dato revelador. Sólo el gasto en pensiones de jubilación ha crecido en España un 215,6% en los últimos 20 años, pasando de 26.029 millones de euros en 1995 a los 82.156 millones de 2015. Un aumento equivalente al 7,64% del PIB, casi dos puntos por encima de los que suponía en 1995 (5,67%).

El INE, el primero en no dar ejemplo

Precisamente el INE, dependiente del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de Luis de Guindos, no colabora con sus políticas ha descargar las arcas públicas en pos de conseguir mayores montos para reverdecer una hucha de pensiones que adolece de una latente desnutrición. Ahora, el Instituto ha adjudicado el contrato para impartir cursos de inglés a su personal por un importe total de unos 60.000 euros (59.999 euros).

La beneficiaria ha sido la empresa Cecym Soluciones, una sociedad “localizada en Madrid dedicada a explotación electrónica por cuenta de terceros, otros servicios independientes y enseñanza de formación y perfeccionamiento profesional, no superior”. El montante de adjudicación no ha reducido ni un céntimo el presupuesto base de licitación, pese a ser, según el pliego, la oferta más ventajosa de las 4 recibidas. El contrato servirá para mejorar el nivel de inglés de los empleados públicos del INE durante los próximos 22 meses. Una competencia que, a todas luces, parece que se deberían buscar los propios empleados por su cuenta en lugar de recurrir a fondos públicos.

Doinel Castro