Menú Portada
Los pagos pendientes por acreedores alcanzan los 5,1 millones de euros

El Instituto de la Mujer multiplicó por 10 sus pérdidas durante el ejercicio de 2009

Abril 13, 2011

Las cuatro principales responsables del Organismo son mujeres, ni un solo hombre

En la partida de Personal se pasó de 4,6 millones a 4,8 millones, con subidas tanto en sueldos como en cargas sociales

A pesar de los recortes presupuestarios, los activos inmovilizados aumentaron hasta los 14,9 millones


Hace apenas 15 meses que Laura Seara fue nombrada directora del Instituto de la Mujer en sustitución de la cesada Rosa Peris. La entonces diputada en el Parlamento gallego y responsable de Igualdad y Bienestar del PSOE en Galicia, renunció a su acta de parlamentaria para retornar a Madrid, donde hace más de una década había conocido a Bibiana Aido y a la actual Ministra de Sanidad, Leire Pajín, cuando las tres militaban de manera activa en las juventudes socialistas.  En su toma de posesión, ninguna de las tres disimuló su entusiasmo y emoción por “trabajar con una amiga“. No ajena a la polémica, allá por 2009 y en sede parlamentaria, Laura Seara tachó de “ultraderechista” una iniciativa legislativa del Partido Popular aprobada por el Parlamento gallego para ayudar a las mujeres embarazadas sin recursos.

Pues eso, que todo queda entre amigas y entre socialistas. El Instituto de la Mujer se había convertido en la bandera de la política de igualdad de la entonces Ministra, Bibiana Aido. Conocimiento de la situación de las mujeres y desarrollo de programas para avanzar hacia la efectiva igualdad entre mujeres y hombres, Integrar el principio de igualdad de oportunidades y de trato en la actividad de las instituciones públicas y privadas y el acceso de las mujeres a la información y apoyo al movimiento asociativo son sus objetivos básicos.

Ni un solo hombre en el staff

Y hasta tal extremo los cumplen que el staff directivo del Instituto lo integran mujeres, ni un solo hombre. A saber:

Directora General: Laura Seara Sobrado.

Secretaria General: María Isabel Gómez Solé.

Subdirectora General de Estudios y Cooperación: Cristina Saucedo Baró.

Subdirección General de Programas: María Teresa Blat Gimeno.

Eso sí, de Rosa Peris su sucesora ha recibido una herencia -en términos de gasto-, catastrófica. Tan sólo comparando las cuentas del ejercicio del año 2008 con el del 2009 (las últimas presentadas), se puede constatar que se multiplicaron por 10 las pérdidas del Instituto, que pasaron de 554.078,63 euros a 5.550.863,75 euros, respectivamente.

Sueldos al alza

Y es que aunque los ingresos por transferencias y subvenciones se redujeron por prácticamente la mitad, pasando de 26,11 millones a 13,7 millones, no experimentaron el mismo efecto otras partidas de gastos como los de personal. En esta partida se pasó de 4,6 millones en 2008 a 4,8 millones al año siguiente, con subidas tanto en sueldos, salarios y asimilados como en cargas sociales.

Igualmente, aunque disminuyeron las partidas de gasto para no deteriorar más la cuenta de pérdidas y ganancias, no sucedió así con las inversiones. El inmovilizado de la Fundación ha subido en pleno apogeo de la crisis, hasta los 14,9 millones de euros (desde los 14,5 de 2008, a pesar de que año tras año se amortiza parte de este. Una subida provocada por otro inmovilizado que creció de 1,1 millones a 1,4 millones.

Lo que si sigue al alza es la deuda con acreedores por cuenta del Instituto de la Mujer. Si en 2008 se fijó en 4,2 millones, el ejercicio económico de 2009 finalizó con 5,1 millones, principalmente en acreedores presupuestarios que alcanza la cifra de 4,9 millones de euros.