Menú Portada
El grupo presidido por Emilio Botín controla un 40% de Konecta, una de las compañías líderes en servicios integrales de outsourcing

El Instituto de Crédito Oficial (ICO), adjudica un convenio de 3 millones de euros para la atención al cliente a una filial del Banco Santander

Mayo 28, 2013

El convenio cubre la contestación de llamadas telefónicas

La sociedad adjudicataria cuenta con 6.457 trabajadores y cerró 2011 con más de 211 millones de euros facturados
150 empleados del Santander serán destinados a Konecta como resultado del proceso de fusión del Banco con Banesto y Banif

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE


El Instituto Oficial de Crédito (ICO), presidido por Román Escolano y dependiente del  Ministerio de Economía y Competitividad de Luis de Guindos,  es junto al Banco de España, el mayor banco público nacional y la Agencia Financiera del Estado. A través de sus concesiones de préstamos para financiar operaciones de inversión o necesidades de liquidez de las empresas se convierte en una pieza clave de la estructura económica española, al menos en teoría, ya que las quejas sobre las llamadas líneas ICO, y como los bancos que las comercializan hacen de embudo a la hora de conceder estos préstamos a autónomos y empresas.

Pero en lo que sí es una entidad activa es la contratación. Hace tan sólo dos días, esta institución fundamental anunciaba la adjudicación de su contrato del servicio de atención al cliente y de centralita por un total de casi 3 millones de euros (2.794.091 euros) para cubrir la rutinaria faceta del servicio de contestación de llamadas telefónicas. Un importe millonario más que llamativo, pero no es lo único, es incluso más la empresa beneficiaria del mismo Konecta BTO,  no por los servicios que se realiza, ya que como esta misma se define es una “compañía especializada en la gestión y externalización de procesos de negocio generando valor con soluciones integrales a medida” sino porque la empresa madrileña, está participada en un 40% por el Banco Santander. El mayor banco público español adjudicaba un contrato de 3 millones de euros al mayor Banco privado de nuestro país.    

Sociedad en alza

Lo cierto es que la sociedad Konecta BTO está de enhorabuena. Sus números reflejan fehacientemente el dulce momento que está atravesando la empresa, que tiene como objeto social la “prestación de toda clase de servicios de telemarketing, incluyendo televenta, líneas de atención, telecobranza y otros servicios de marketing y mercadotecnia”. En tan solo 4 años, que van de 2007 a 2011, la sociedad madrileña ha engordado en casi 1.000 unidades a sus empleados hasta situarse en los 6.457 trabajadores distribuidos no sólo en España, sino también en otros países como Marruecos, Argentina, México, Brasil, Perú, Chile, Colombia, Portugal y Reino Unido, buena parte de estos, donde también Emilio Botín tiene Bancos filiales. De hecho incluso Konecta tiene una fundación cuyo objetivo se enfoca a “proyectos de formación, investigación, sensibilización y divulgación que contribuyen a mejorar la calidad de vida y las posibilidades de integración social y laboral de colectivos en riesgo de exclusión”. Pero lo que muestra de forma más clara la evolución positiva de la empresa es su facturación, que a cierre de 2011 alcanzó los 211 millones de euros.

Herramienta para ajustar plantilla

Con estos números, parece rentable para Emilio Botín poseer el 40% de su capital. Pero también le ha servido como vehículo para externalizar empleos como resultado de la fusión de Banco Banif y Banesto con Banco Santander. A inicios de 2013, la sociedad de servicios integrales de outsourcing pasaba a formar parte del plan del Santander de ajuste de plantillas tras la fusión, un ajuste especialmente traumático en Madrid donde las duplicidades son mayores y que ha llevado a que se rebajará en esta comunidad autónoma la edad de prejubilación de los 58 a los 55 años. Para los más jóvenes, el destino será recolocarlos en otras unidades del Banco Santander, bajas voluntarias o externalización a otras empresas del Grupo entre los que destaca Konecta, destino de unos 150 empleados de Banesto.

Es por todo ello por lo que resulta llamativo precisamente en este momento este convenio, que según el ICO se fundamenta única y exclusivamente en ser la “oferta economicamente más ventajosa conforme a los criterios de valoración”, como reza el contrato.