Menú Portada
La patronal sigue pidiendo al Estado que intervenga comprando viviendas

El inicio de construcción nuevas viviendas en 2009 caerá un 65%, según los promotores

Febrero 9, 2009

Las inmobiliarias comenzarán este año a construir “poco más de 100.000 viviendas”, un 65% menos que en 2008, cuando se empezaron 280.000, afirmó hoy el presidente de la Asociación de Promotores y Construcciones de España (APCE), José Manuel Galindo.

pq_697_Corredor.jpg

El presidente de la APCE sostuvo que pasar de 600.000 viviendas iniciadas en 2007 a las previstas para este año ha supuesto la destrucción de 500.000 empleos, por lo que pidió al Gobierno que compre viviendas de su excedente con lo que obtener liquidez con la que continuar construyendo y reducir el paro. Galindo cifró en 600.000 los inmuebles sin vender a final de 2008 y recordó que en 2004 no tenían excedente de vivienda.

El presidente de la APCE insistió en que la absorción del excedente de vivienda por parte del Gobierno “no genera” empleo, pero es un “paso previo” para crear puestos de trabajo, además de que con las adquisiciones de viviendas se establecería un parque de alquiler. Galindo criticó que el alquiler con opción a compra grave al 16% e instó al Gobierno a que lo fije al 7% para la vivienda libre y del 4% para la protegida.

Respecto a una eventual bajada de precios en el sector, el presidente de la APCE estimó que los mayores descensos se localizarán en las construcciones costeras y en las ciudades “menos dinámicas”, aunque sin precisar una cifra. Galindo se quejó del peso que el sector financiero tiene en la economía, pidió “corresponsabilidad” a la banca a la hora de gestionar los activos inmobiliarios con los que se están haciendo y criticó que se conceden “menos” créditos, lo que dificulta la reactivación económica.

Para el presidente de la APCE, el sector de la construcción se encuentra en un estado “crítico” y “al límite”, dado que “no se vende” y se incrementan los excedentes. No obstante, admitió que no era “sostenible” que la construcción estuviera 5 o 6 puntos por encima de europa en el peso del sector en la economía nacional.

Todo muy bonito para el sector pero muy feo para el resto, en primer lugar ¿Por qué intervenir en el sector inmobiliario y no en otros sectores? ¿De donde sacará el Estado los fondos para comprar vivienda? Y por último, ¿Que haría el Estado con tanta vivienda? Es decir sin oferta el mercado seguiría saturado pero los promotores con sus cuentas saneadas gracias a todo.