Menú Portada
Complementó el análisis que hizo el propio Ministerio

El informe de la OCDE elogiando la reforma laboral costó 50.000 euros al Ministerio de Empleo

Junio 1, 2014
pq_929_fatima_banez.jpg

El informe sobre la reforma laboral en el que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) elogiaba la reforma laboral del Gobierno ´popular´ le costó 50.000 euros al Ministerio de Empleo, según señala el Gobierno en respuesta a la diputada socialista Pilar Lucio.

En la respuesta, que recoge Europa Press, el Ejecutivo recuerda que la reforma laboral fue analizada en primer término por el propio Ministerio “con medios propios”, y que la ministra Fátima Báñez presentó las conclusiones de ese informe en el Congreso en agosto de 2013, un año después de la aprobación de la reforma.

“Posteriormente, dicha evolución se complementó con un informe externo, realizado por un organismo independiente de reconocido prestigio como es la OCDE, y cuyo coste económico ascendió a 50.000 euros”, apostilla el Ejecutivo.

El informe de la OCDE, hecho público en diciembre del año pasado, afirmaba que la reforma laboral va en la “dirección correcta”, al haber “promovido la flexibilidad interna en las empresas y ha reducido los costes ligados al despido para los trabajadores indefinidos”.

No obstante, emplazaba también al Ejecutivo a adoptar más medidas para luchar contra el paro, incluyendo una reducción gradual de las indemnizaciones por despido en las grandes empresas, ampliar el periodo de prueba en los contratos indefinidos y hacer un seguimiento continuo de los efectos de la reforma en el ámbito de la moderación salarial.

Tras conocerse el informe, la ministra Báñez aseguró que analizaría con detalle las recomendaciones de la OCDE pero aseguró que el Gobierno “tiene ya su hoja de ruta” y que “lo importante” de los cambios normativos sobre el mercado de trabajo “ya está hecho”, por lo que en principio sólo se acometerán “pequeños ajustes”.

Además, en una respuesta parlamentaria, el Ejecutivo destacaba que el documento de la organización internacional hacía una “valoración fundamentalmente positiva” de la reforma, que definía como “valiente” y “un buen paso que ha traído más dinamismo al mercado de trabajo”.