Menú Portada
Ambos contratos fueron formalizados por detrás, a través de un procedimiento negociado sin publicidad

El Imserso se gasta más de 71.000 euros en la recogida de las solicitudes de su Programa de Turismo Social tras haber destinado en junio otros 40.000 para el suministro de sobres

Septiembre 18, 2013
pq_936_Ana-Mato.jpg

Las vacaciones de nuestros mayores en el próximo 2014 serán de ensueño. Al menos eso es lo que dicen las cifras que las contemplan. El pasado mes de julio, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad dirigido por Ana Mato convocaba el Programa de Turismo Social para Mayores 2013-2014, a través del que se pondría a disposición de la tercera edad española un total de 896.666 plazas para la campaña estival del curso próximo.

Por aquel entonces, para dar cumplimiento a este trámite y a otros similares, la subdirección general de Análisis Presupuestario y Gestión Financiera del Instituto de Mayores y Servicios Sociales acordaba la adjudicación del contrato de suministro de sobres impresos para el programa de vacaciones y termalismo social del Imserso. Un total cercano a los 40.000 euros (38.363 euros) – a través de un procedimiento al que no se le ha dado publicidad- que recaía en la empresa madrileña Tompla Sobre Exprés S.L., que se define a sí misma como el “mayor fabricante europeo de sobres”.

Contratos sin publicidad

Si por algo es conocida nuestra clase política, es por su capacidad de superación. Ni dos meses más tarde el Imserso completaba el proceso burocrático en torno a su Programa de Turismo Social para Mayores 2013-2014 con la adjudicación del contrato que se ocupará de los servicios de codificación, grabación y manipulación de las solicitudes de los programas de vacaciones para mayores y termalismo social. Un convenio formalizado a favor de la adjudicataria Graddo II S.A. por un importe global de más de 71.000 euros (71.411 euros). Curioso que este segundo contrato también haya sido otorgado a través de un procedimiento negociado sin publicidad.

Un total de casi 120.000 euros -40.000 euros para el suministro de sobres y 71.000 para su recogida- destinados a que los mayores se anoten en el Programa de Turismo Social y a la recopilación de esos datos. Insultante.

El Instituto de Mayores y Servicios Sociales y por ende, el Ministerio de Sanidad, han dado que hablar más para mal que para bien a lo largo de este año. Como en su día ya publicó extraconfidencial.com, el Tribunal de Cuentas publicaba en abril su informe de fiscalización de la gestión económico-financiera y de la aplicación de la ley 36/2009, de 14 de diciembre, de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia. Más de 300.000 españoles dependientes sin recibir ayuda alguna debido a importantes fallos del sistema general de ayudas a la dependencia del Imserso; 12.055 personas fallecidas registradas como beneficiarias en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia; o 800 millones de euros que el Instituto deberá aplicar a su presupuesto para hacer frente a las cuotas de Seguridad Social de cuidadores no profesionales devengadas, son algunos de los datos arrojados por el dossier del fisco que habla de una gestión pésima de las ayudas a la dependencia. El Imserso vuelve a estar en el ojo del huracán.