Menú Portada
El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, ve "lógica" esta bajada

El ICO rebaja la concesión de crédito un 34,8% en 2015 mientras aumenta su presupuesto para publicidad

Enero 26, 2015

El “servicio para la contratación de una central de medios de publicidad para la difusión de las campañas de la Fundación ICO” ha sido adjudicado por 180.000 euros
En marzo de 2014 se destinaron otros 120.000 euros para la “prestación del servicio de impresión de folletos y carteles de las Líneas ICO 2014, así como de otras publicaciones del Instituto de Crédito Oficial”
En julio del pasado año aquel momento, el ICO, presidido por Irene Garrido, destinaba más de 5 millones de euros (5.174.509,46 euros) para la “contratación del servicio de vigilancia y seguridad en los inmuebles propiedad del Instituto de Crédito Oficial”


Alfred de Musset no solo fue uno de los precursores del romanticismo alumbrado en Francia, sino también un pensador que nos dejó algunas de las reflexiones más afamadas de la Historia moderna. En una ocasión dijo aquello de: “Lo realmente importante no es llegar a la cima, sino saber mantenerse en ella”. El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, parece optar, dos siglos más tarde, por la opción contraria. Recientemente, ha asegurado que es “lógico” que el Instituto de Crédito Oficial (ICO), se retire progresivamente toda vez que se normalicen los mercados financieros y que la Banca privada recupere su papel más protagonista. Esto es, retirar gran parte de las ayudas a empresas cuando la economía comienza a salir de la depresión.

Con todo, la solución de esta ecuación es clara y dolorosa: el ICO reducirá en 2015 la concesión de crédito en 14.000 millones de euros, un 34,8 % menos que en 2014. Cierto es que en situaciones peores nos hemos visto, pero habría que preguntarle qué opinan de esta decisión a los 4.701.338 parados que se agolpan en las colas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), según los datos de diciembre. Además, con este nuevo panorama, la función del Banco público adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad de Luis de Guindos“promover actividades económicas que contribuyan al crecimiento, al desarrollo del país y a la mejora de la distribución de la riqueza nacional”-, se resiente notablemente.

La publicidad, que no falte

La retirada abrupta y mayoritaria del ICO en el panorama de financiación al sector empresarial deja a las entidades financieras privadas solas ante el abismo de una recuperación, que todavía no se ha constatado. Sean pocas o sean muchas las acciones emprendidas por la entidad pública, para lo que no ha escatimado en gastos ha sido para la publicidad de las mismas. Una faceta que parece bien cubierta por la presidenta del Instituto de Crédito Oficial, Irene Garrido.

<span>El pasado 14 de enero, la Dirección de la Fundación ICO formalizaba el contrato para el “servicio para la contratación de una central de medios de publicidad para la difusión de las campañas de publicidad y acciones publicitarias de la Fundación ICO”. En total serán 180.000 euros que beneficiarán a la agencia de publicidad Adsolut S.L. por “ser la que mayor puntuación ha obtenido en el proceso de valoración y cumplir todos los requisitos establecidos en el Pliego de Cláusulas, para la prestación del servicio”. Cabe destacar que la empresa de Adsolut no ha reducido ni un céntimo el presupuesto base de licitación del contrato.

No es la primera vez que el ICO destina un buen pellizco para la publicidad. En el pasado mes de marzo, se dejaba 120.000 euros en libretos publicitarios. El contrato para la “prestación del servicio de impresión de folletos y carteles de las Líneas ICO 2014, así como de otras publicaciones del Instituto de Crédito Oficial” era adjudicado a la empresa Lozano Impresores S.L. tras un proceso de licitación ordinario de adjudicación por subasta por ser la “oferta económicamente más ventajosa”.

Otros contratos millonarios

Si estas adjudicaciones ya son imponentes de por sí, la realizada en julio de 2014 supera todas las barreras por su elevado coste. En aquel momento, el ICO destinaba más de 5 millones de euros (5.174.509,46 euros) para la “contratación del servicio de vigilancia y seguridad en los inmuebles propiedad del Instituto de Crédito Oficial”. El convenio fue otorgado por la Comisión de Contratación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) a la empresa Castellana de Seguridad S.A. el pasado 10 de julio por ser la “oferta económicamente más ventajosa conforme a los criterios de valoración del Pliego de Condiciones Generales”.

Mucho gasto paro una Institución que, a pesar de la enorme propaganda que le rodea, no ha llegado en la mayoría de los casos a conseguir su fin principal: que fluya el crédito a las pequeñas y medianas empresas.