Menú Portada
Mientras que el BCE critica que la concesión de crédito en España no ha tocado fondo

El ICO destina 200.000 euros para la creatividad gráfica de sus actividades mientras el crédito español sigue debilitando a la economía

Noviembre 26, 2013
pq_939_roman-escolano.jpg

La Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) alertaban este lunes de que la banca española seguía siendo “vulnerable” por la mala situación económica. Por ello enviaban un mensaje de tesón y resistencia a las entidades nacionales para que refuercen su capital en vista a caminar todavía por el desierto de la crisis. Las previsiones de los organismos europeos se centran en que la contracción del crédito en España tocará fondo el próximo año y a partir de entonces “aumentará ligeramente hasta finales de 2015, con la excepción de las pymes”.  Precisamente las pymes son vitales para la reactivación de la economía y su falta de crédito ha sido reprochada por Bruselas y el BCE.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO), presidido por Román Escolano, es el principal encargado de instrumentalizar el crédito por orden del Gobierno a través de préstamos para financiar operaciones de inversión o necesidades de liquidez, de las empresas y de los autónomos, tanto dentro como fuera de España. A pesar de ello, parece que el ICO vive ajeno a la realidad del crédito en España. Mientras el capital de las entidades españolas se resquebraja, el ICO presupuesta un total de 200.000 euros -con impuestos- para ejecutar su política gráfica durante el próximo año.

Sin crédito pero con gasto

La Fundación ICO, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad de Luis de Guindos, viene de anunciar la licitación del concurso para la contratación del “servicio de realización de la creatividad gráfica para las actividades de la Fundación ICO”. Según el anuncio publicado por la Plataforma de Contratación, “el servicio de creatividad gráfica especificado en los Pliegos de este procedimiento se prestará para las actividades de la Fundación ICO y del Museo ICO, cuyas sedes se encuentran en la ciudad de Madrid”.

La Fundación ICO, como su propia página web indica, se ocupa del diseño de “un programa anual de exposiciones temporales para el Museo ICO, cuyos ejes temáticos se centran en la arquitectura y el urbanismo”. Por lo tanto, resulta lógico comprobar que la asociación cultural convoque un concurso público para trazar su política de imagen y proyectar un esquema básico de lo que será su carcasa visual para el próximo año. En definitiva, el consumidor de arte se deja embelesar por lo que captan sus ojos y el grafismo de las exposiciones pueden contribuir en gran medida a su éxito o fracaso. Lo que parece desmedido es el dinero presupuestado a este objeto.