Menú Portada
Nueva metedura de pata de Villar y los suyos, que termina humillando a la estrella del Real Madrid

El homenaje de la Federación a Raúl quedará en una comida con la familia del jugador

Octubre 17, 2007

La Federación Española de Fútbol no homenajeará a Raúl, como pomposamente anunciaron hace unos días. El supuesto reconocimiento se va a quedar en una placa entregada en una comida familiar. Al jugador más laureado del fútbol español, consideraciones aparte, el presidente Villar y todo si séquito de comedores por la jeta le humillan con esta nueva torpeza que sólo puede sacar el sonrojo al propio interesado. Como dice un amigo mío, Villar ha hecho otra de ´Pepe el Mierdas´.

pq__raulrompecuello.jpg

Yendo por delante que entendemos que el seleccionador nacional, Luis Aragonés o se llame como se llame, no convoque a Raúl González para la selección española de fútbol, nos parece que lo que están haciendo con el jugador del Real Madrid es de traca. Vale que el seleccionador diga en su autodefensa que con Raúl tampoco España ha ganado nada –ni con Zamora, DiStefano, Butragueño y una legión más de estrellas de nuestro fútbol- para justificar que no le convoque, aunque todos sabemos que no lo hace porque le culpa de ser el que envenenó el ambiente en el Mundial de Alemania y durante la concentración del partido en Irlanda del Norte (3-2) de esta fase de clasificación de la Eurocopa. Pero una cosa es esa y otra es humillarle públicamente proponiendo un homenaje como el que se da a los jubilados cuando dejan la empresa que han defendido durante toda su vida. Ni Raúl está jubilado ni merece que le humillen con un anuncio-broma como éste.
Pero es que si ya fue una metedura de pata el anuncio del acto, lo es más la forma en que quieren resolver el desaguisado. El portavoz de la RFEF, Jorge Carretero, ha tenido que salir a decir que lo que ustedes entendieron como un homenaje era en realidad “un acto sencillo, que es lo se pretende”. O sea, no un partido homenaje, ni la entrega de la insignia de oro y brillantes de la Federación, ni el ponerle el nombre del jugador a un campo, o una estatua. No, nada de eso. Ahora parece que le van a dar una comida a la que asistirá Raúl con su familia y los cuatro prebostes federativos. Una nueva excusa para que Villar se fume otro puro y trate de lavar su deteriorada imagen.
Qué bochorno. Porque además la película tiene una segunda lectura y es la de Luis Aragonés, al que con estas estupideces la propia RFEF parece querer desautorizar en la no convocatoria del de Villaverde. Hasta en eso se equivocan, porque está claro que no miden sus actos. Si son capaces de confundir Dinamarca con un país del tercer mundo al que hay que llevarse la comida, cómo no van a meter la patita cuando pretenden ser populistas y no se dan cuenta de que si homenajean a uno sin venir a cuento están dando la espalda al que supuestamente motiva la retirada del crack.
Me cuentan que en esta película ha tenido su parte de culpa el asesor del presidente del Real Madrid, el señor Gaspar Rossety –ni el Madrid podía llegar a menos ni él a más-. “Estáis humillando a nuestra estrella y no lo vamos a consentir. Ya podéis hacer algo en público para desagraviarlo o si no…”, debieron ser los gritos que el susodicho asesor espetó en el largo y frío viaje al norte de Europa al propio Villar. Claro, en vísperas de elecciones y tras no haber apoyado en las anteriores la candidatura del bilbaíno, el Madrid tiene que dar su voto y Villar recibirlo porque esta vez que no cuente con los del Barcelona ni el Betis que fueron los que le movieron la silla a Gerardo González para que se sentara de nuevo Villar. Total, otra de ‘Pepe el Mierdas’, otra metedura de pata de esas que no se queda el tacón en la rejilla y no hay forma de sacarlo.
En el Real Madrid también se cree que la palabra homenaje no es la adecuada, que por hacer un favor lo han hecho flaco y han dejado en evidencia a Raúl. El señor Rossety ha formado parte de la bufonada..
Hay un refrán muy cierto que dice que ‘si no eres parte de la solución es que formas parte del problema’. ¿Verdad que usted no es la solución, señor Villar?

Laporta se sale con la suya: a pagar por los internacionales

¿Recuerdan que hace una semanas les decíamos que Joan Laporta, presidente del FC Barcelona nunca hablaba gratis? Fue a raíz de su enfado porque las selecciones se llevaran a 20 de los 25 jugadores de su plantilla durante 12 días, mientras el club seguía pagándoles los sueldos y fichas, y soportando cualquier adversidad en las lesiones. Pues bien, ha llegado el momento de exigir lo que legalmente corresponde a los clubes.
Una de dos, o las federaciones asumen los gastos de los jugadores el tiempo que disponen de ellos, o de alguna forma se compensa a los clubes con lo que esos jugadores generan. Gerardo González ya llevaba en su programa de hace cuatro años esa propuesta, pero Laporta y compañía prefirieron a Villar. Mateo Alemany lo lleva también en el suyo, aunque puede que para cuando se celebren las elecciones el tema esté resuelto.
Hoy se reúne en Barcelona el G-14, el grupo de los 18 clubes más importantes de Europa, que por cierto aumentará hasta los 40 miembros. La temática principal será la de la cesión de jugadores. Se hablará de las compensaciones económicas que los clubes pretenden percibir de las distintas federaciones por ceder a sus jugadores para los encuentros internacionales, así como la contratación de un seguro de lesiones por parte de dichas federaciones, cuya responsabilidad podría ser compartida con la UEFA y la FIFA. Ya dijo el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que eso supondría la quiebra de las federaciones. La Española ya lo está y aún no han tenido que hacer frente a ese pago. Lo que se puede encontrar UEFA y FIFA es que los clubes se organicen por su cuenta, como en el baloncesto europeo. Es una lucha por el poder sin cuartel.