Menú Portada
Jose Ignacio Rocha abandonará el centro penitenciario de Aranjuez

El hombre que atentó contra Rodríguez Menéndez cambia de cárcel

Marzo 12, 2009

Ocurrió en la madrugada del 17 de junio de 1999. A cambio de “cincuenta millones de pesetas, un reloj cartier y un polvo”, según relató el fiscal en su escrito de acusación, José Ignacio Rocha, alias Nacho, atentó contra la vida del polémico abogado Emilio Rodríguez Menéndez por encargo de su mujer, Laura. Sin embargo, el plan urdido milimétricamente resultó un fracaso. Dos años después, en 2001, la Audiencia Provincial de Madrid condenó a Laura Fernández, la ex esposa del letrado, a once años y seis meses de cárcel como inductora del intento de asesinato de su ex marido. Todo parece indicar que un intento descontrolado por ampliar su cuenta corriente fue el detonante para el intento de homicidio. Por su parte, José Ignacio Rocha fue condenado a doce años como autor del intento de asesinato de Menéndez y por falsedad documental. Así mismo, Rafael Bravo, conductor de la motocicleta desde la que se realizó el disparo, fue condenado a siete años y seis meses.
Desde aquel entonces mucho ha llovido en la vida de todos los involucrados en la trama. Según fuentes cercanas a Rocha, en los próximos días recibirá beneficios penitenciarios que le permitirán disfrutar de la tan ansiada libertad durante algunos días a la semana en caso de demostrar con documentación que tiene un trabajo, tal y como se recoge en el artículo 100 del código penitenciario. Además, podrá ser trasladado desde el centro penitenciario de Aranjuez, en el que se encuentra en la actualidad, hasta otra cárcel madrileña. Será entonces cuando, quién sabe, José Ignacio rompa definitivamente su silencio y esclarezca, quizás ante los medios de comunicación, qué ocurrió realmente la noche de los hechos.