Menú Portada
Datos sacados de los archivos de los centros de investigación nacionales de varios países

El hijo de Margaret Thacher financió un golpe de Estado en Guinea Ecuatorial

Octubre 12, 2008

La empresa Asian Trading Group. Khalil pagó diez millones de dólares a Simon Mann para preparar un golpe de estado en Guinea. Los mercenarios fueron detenidos en Zimbawe, después fue detenido en Malabo Nik Dutoit, que junto a un comando de 18 hombres, esperaba a los mercenarios y las armas de Zimbawe, para instalar en el gobierno a Severo Moto.

pq__losdos.jpg

Tras el fracaso golpista, la prensa española, en este caso El País, aseguró que Nick DuToit murió bajo la tortura. Falso. Eso es lo que hubiera gustado en España, que tuviera la boca cerrada, pero no es así. El ministro ecuatoguineano de Exteriores, Pastor Michá, convocó al cuerpo diplomático acreditado en Malabo para informarles de la intentona. En la reunión estaba DuToit delante de la televisión ecuatoguineana. Allí mismo DuToit afirmó que su objetivo era secuestrar al presidente Obiang y traerlo a España, para remplazarlo por Severo Moto. La financiación corría a cargo del empresario libanés Ely Khalil.

El hijo “golpista” de Margaret Thacher

En Ciudad del Cabo (Sudáfrica) Mark Thatcher, una conocida sanguijuela de las finanzas internacionales, se encontraba refugiado desde 1996 cuando salió huyendo de una investigación fiscal en Inglaterra. En el momento de su detención el hijo de la Dama de Hierro preparaba su salida de Sudáfrica, donde había puesto su residencia en venta por 4,5 millones de dólares. Tenía reservados pasajes de avión para su familia con destino a Estados Unidos, cuando fue arrestado por los Escorpiones, una brigada especial de la Policía sudafricana, país que aprobó la Foreign Military Assistance, contra los mercenarios y que prohíbe convertir al país en una base para actividades golpistas en el continente africano.
En Malabo, DuToit había declarado que Thatcher estuvo presente en una reunión durante los preparativos del golpe. Pese a ello, Sudáfrica rechazó la petición de extradición del hijo de la Dama de Hierro a Guinea Ecuatorial y le condenó a una pena simbólica de multa, obligándole a abandonar el país. Los tribunales de Zimbabwe también exculparon a los 66 de los 77 mercenarios del grupo de Mann. Este último fue condenado por intento de compra ilegal de armas y se cree fue condenado a una pena de hasta 10 años de prisión.
En el centro de la faceta especuladora de Mark Thatcher se encuentra la compañía de aviación Triple A Aviation que Thatcher utilizó para transferir cerca de 274.000 dólares para financiar el golpe. En enero de 2004 la compañía firmó un contrato de prestación de servicios aéreos con Logo Logistic, la compañía de Simon Mann. Los archivos bancarios revelan la existencia de una transferencia de 100.000 dólares a la cuenta de Logo Logistic con fecha de 2 de marzo, solamente unos días antes de la intentona golpista.

JULIO FERNANDEZ